logo

Quito, 8 mar.- Instituciones especializadas de Ecuador mantienen estricto monitoreo del volcán Sangay, ante el incremento de su proceso eruptivo y emisión de cenizas.

En el seguimiento trabajan el Instituto Geofísico, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias y el Sistema Integrado de Seguridad ECU 911.

De acuerdo con los reportes, en los últimos días la caída de cenizas de la montaña ha afectado a localidades de cinco provincias: Chimborazo, Guayas, Bolívar, Los Ríos y Cañar.

En el caso de Guayas, la situación provocó el cierre temporal de operaciones en el Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo, en Guayaquil.

Cercano a la medianoche, el Instituto Geofísico alertó sobre nuevas emisiones del Sangay, con una altura de dos kilómetros sobre el nivel del cráter.

Por su parte, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Chimborazo se activó para evaluar la provincia y recabar datos sobre los primeros perjuicios registradas en varios cantones.

En ese sentido, el COE dispuso activar la entrega de kits de ayuda, así como instalar clínicas veterinarias móviles y brigadas médicas para atender a pobladores en las localidades afectadas.

El Sangay, uno de los volcanes más activos de Ecuador, tiene cinco mil 230 metros de altura y está situado a 195 kilómetros al sur de Quito, en la provincia amazónica de Morona Santiago, fronteriza con Perú. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *