logo

Washington, 15 mar.- Más de cuatro mil niños migrantes sin compañía de adultos están hoy bajo custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, pese a los intentos de encontrar mejores instalaciones para ellos.

Según informó la cadena televisiva CNN, esta cifra marca otro aumento en la cantidad de menores de edad detenidos en esos centros hasta que los funcionarios puedan acomodarlos en refugios adecuados.

El ritmo acelerado con el que llegan agrega en estos momentos mayor estrés al sistema, dejándolos en instalaciones similares a las cárceles durante períodos prolongados, señala ese medio.

Hasta el domingo, se registraban alrededor de cuatro mil 200 niños no acompañados bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza.

En tanto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos –encargado también de su cuidado– tiene problemas para abordar la gran afluencia pues, debido a la pandemia de COVID-19, los refugios adecuados funcionan con capacidad limitada.

Recién este fin de semana, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ordenó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias que ayudara a recibir, albergar y trasladar a los niños.

El alto funcionario agradeció los esfuerzos de la Patrulla Fronteriza, pero señaló que sus instalaciones no son un lugar para los niños.

La semana anterior, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó que la administración de Joe Biden busca nuevas instalaciones para albergar a los migrantes sin compañía que llegan por miles a la frontera sur de Estados Unidos.

Varios medios estadounidenses hablan ahora de una crisis migratoria, ante la llegada masiva de personas en movilidad, y persisten críticas a las autoridades por retener a menores no acompañados durante largos períodos en instalaciones saturadas.

Desde que asumió el cargo, el 20 de enero pasado, Biden ha emitido varias órdenes ejecutivas y otras directivas destinadas a levantar restricciones impuestas a los inmigrantes durante el mandato de Donald Trump.

Actualmente, promueve una reforma migratoria para cambiar las políticas de su antecesor y, entre otras medidas, eliminó la autorización de emergencia para la construcción de un muro en los bordes con México e impulsó un nuevo proceso de asilo.

Trump fue muy criticado por el tratamiento cruel e inhumano dado a los migrantes en la frontera estadounidense con México durante su mandato, como la separación de los niños de sus padres. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *