logo

Ginebra, 16 mar.- Varios países europeos suspendieron el uso de la vacuna antiCOVID-19 de AstraZeneca/Oxford a pesar de los llamados de la OMS sobre que los coágulos reportados pueden no tener relación directa con la inmunización.

En esta jornada, Italia, Francia y Alemania detuvieron preventivamente la aplicación de dicho inyectable y se sumaron así a la lista integrada por Irlanda, Dinamarca, Bulgaria e Islandia.

También lo habían hecho la pasada semana Austria, Estonia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, mientras Países Bajos informó que la interrupción del proceso en ese país durará al menos hasta el 29 de marzo, y lo hacen por precaución. Noruega por su parte, informó esta jornada la muerte de un trabajador sanitario debido a un coágulo sanguíneo después de vacunarse con un preparado del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, explicó que el comité sobre seguridad de las vacunas se reunirá mañana y detener temporalmente la vacunación con AstraZeneca es una medida de precaución, muestra del funcionamiento efectivo de los sistemas de vigilancia.

Asimismo, el vicepresidente del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización de Reino Unido, Anthony Hardnen dijo a la cadena BBC que no existen evidencias de relación entre los casos de trombosis con la aplicación del producto.

La subdirectora general para el acceso a medicamentos, vacunas y productos farmacéuticos de la OMS, Mariangela Simao, señaló que los reportes son de lotes de la vacuna específicos en Europa.

Dosis pertenecientes a esa producción llegaron a 17 países, entre los que se encuentra España, donde hasta el momento no se reporta ningún caso con eventos graves adversos, solo efectos menores.

La Agencia Italiana del Fármaco anunció este lunes la cancelación preventiva y temporal solo del lote ABV2856 de vacunas producidas por la empresa anglo-sueca y espera el pronunciamiento de la Agencia Europea de Medicamentos.

A su vez, las autoridades francesas siguieron esa misma línea y detuvieron la inyección con vacunas de AstraZeneca a los bomberos del departamento de Bocas del Ródano, tras la falla cardíaca de uno de los inmunizados.

Los responsables precisaron que se trata de una determinación preventiva, sin que pueda establecerse una relación entre la administración de la vacuna y la arritmia sufrida por el hombre 48 horas después.

En Alemania, el Ministerio de Salud informó que tomó la decisión por recomendación del Instituto Paul Ehrlich, el cual dispuso realizar más investigaciones sobre el preparado, cuya aplicación fue suspendida en 11 países luego de detectarse coágulos de sangre en inmunizados.

Durante la sesión virtual de la OMS, la científica jefa, Soumya Swaminathan, afirmó que hasta el momento no hay una asociación concreta entre tales eventos y la vacuna de AstraZeneca.

“Hay que valorar el riesgo/beneficio. Entre los 300 millones de vacunados, no se reportan muertes. Sin embargo, 2,6 millones fallecieron por COVID-19. No queremos que la gente entre en pánico y, por ahora, recomendamos seguir vacunando con ese producto”, refirió. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *