logo

Ciego de Ávila, 16 mar.- La Empresa de Materiales de Construcción en Ciego de Ávila busca su óptimo funcionamiento en el programa de diversificación de sus producciones, entre ellas, las tizas escolares, que sustituyen importaciones y generan encadenamientos productivos.

Yoslén Ortiz Alonso, director de investigación, desarrollo e inversiones de la entidad, informó a la Agencia Cubana de Noticias que el objetivo de elaborar esos elementos es contribuir con el desarrollo de la economía nacional, limitada por financiamiento y bloqueada por la política de los Estados Unidos.

Explicó que los especialistas, tras un proceso investigación y ensayos para el diseño de la mezcla, lograron la composición química ideal a partir de la materia prima del territorio, en mayor cuantía el yeso, obtenido de la mina de Punta Alegre, perteneciente al municipio Chambas; carbonato de calcio y agua.

Gracias al encadenamiento productivo con la Empresa de tuberías de polietileno de alta densidad Ciegoplast, de la provincia, logramos los primeros moldes, que perfilamos y rectificamos en un torno para convertirlos en láminas y hacerles las aberturas necesarias para llenarlas de la mezcla, dijo Ortiz Alonso.

En análisis posteriores coincidimos que esta forma productiva artesanal no es suficiente, pues la producción requiere de un proceso inversionista que prevé la introducción de nuevas tecnologías de mayor rendimiento y productividad para cubrir la demanda del mercado y hacerlo sostenible, detalló.

Lo principal está en el potencial que presenta la empresa, provista de la materia prima fundamental, el “know-how” en el trabajo con el yeso, el capital humano de experiencia, un horno rotatorio para el calcinado de gran capacidad y el resto de la infraestructura que asegura el encadenamiento de la producción, explicó Ortiz Alonso, quien es arquitecto.

En el mes de febrero realizamos una primera producción continua de prueba de diez mil tizas, de las cuales entregamos a maestros de la escuela primaria Marcelo Salado, del propio Punta Alegre, a la Empresa Provincial de Abastecimiento y Servicios a la Educación (EPASE) para que evalúe la calidad y aceptación del producto, y queremos que el Centro Técnico Nacional de Investigación, de La Habana, haga una valoración de una muestra, detalló Ortiz Alonso.

 Hasta la fecha el colectivo de la fábrica de yeso cuenta con diez moldes de cien tizas cada uno, con dimensiones de ocho centímetros de alto por uno de ancho aproximadamente, pero también las hace más gruesas, que se usan en las industrias para marcar el trazo en trabajos de pailería.

 A los ocho minutos el preparado fragua, se extraen y pone a secar a temperatura ambiente durante unos tres días, específico.

Actualmente trabajamos en las fichas de costos para la producción de este material de aprendizaje que importa el país desde naciones tan lejanas geográficamente como China, acotó Ortiz Alonso.

Diego García Plasencia, director comercial de Ciegoplast, manifestó a la ACN que la materia prima de los moldes con que Materiales de la Construcción elaboró esas primeras tizas avileñas está garantizada para futuras producciones, pues siempre, aunque sea mínimo, de las líneas de producción salen tramos de tuberías sin la calidad exigida que pueden aprovecharse en otras actividades.

Puntualizó que para iguales fines contribuyeron en 2020 con la pequeña fábrica que funciona en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

El doctor en Ciencias Adrián Alujas Díaz, investigador de la Facultad de Química-Farmacia de la prestigiosa casa de altos estudios, señaló al diario Granma digital en septiembre último que el yeso proveniente de las canteras de Punta Alegre, en Ciego de Ávila, Canasí y la salina de Bido, en Matanzas, resulta óptimo para emprender la encomienda.

Con reservas calculadas para más de 500 años al ritmo de explotación actual, la mina de yeso avileña forma una trilogía compuesta, además, por la de Baitiquirí, en Guantánamo, y Canasí, en Matanzas, todas en su momento con algún protagonismo en la entrega de ese mineral en forma triturada a las industrias nacionales de cemento. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *