logo

Camagüey, 22 mar.- Yuliet Cedeño Tamayo es santiaguera. Lo dicen su manera de atender a la visita y el café listo para brindar. Mientras la espero, me dispongo a tomar fotos de la siembra que, desde el patio de su casa, contribuye al autoabastecimiento local y familiar.

Allí se plantan viandas, frutales, hortalizas y plantas medicinales que ahora llegan como alivio en medio de la situación epidemiológica que enfrenta el país. Frente a su hogar también se observan otros alimentos que hoy borran el mal recuerdo de un vertedero. A la hora de las despedidas, confesó que era cantante y prometí volver para otra entrevista, pues Yuliet tiene mucho para contar.

 

En tanto, me dice que el fruto de la cosecha, trabajo que comparte con su esposo, quien tuvo la idea de eliminar el área dañina para la higiene y salud de los vecinos, es de gran beneficio para su hogar y también para las personas que ahí residen.

"Desde que se creó el Comité de Defensa de la Revolución (CDR) 11, en Las Delicias, Camujiro, decidimos eliminar la hierba y ahora tenemos un autoconsumo para la casa y compartir con los vecinos, pues somos muy unidos", explica.

Dejé atrás las historias de otras dos mujeres. Marbelis Escalona, utiliza un pedazo de su hogar que aún no está en construcción para la siembra de productos agrícolas. Me enseña los plátanos y me cuenta, mientras, cuánto ha aprendido sobre la marcha, cuánto conocimiento adquiere su familia porque no está sola en la faena.

"No llevamos mucho tiempo en esto, pero sí hemos visto el resultado y empleamos el rato libre en algo que nos gusta porque vemos el fruto del trabajo".

En contexto: René López Izquierdo, ideológico de los Comités de Defensa de la Revolución en Camagüey, refiere que en la provincia suman más de 32 mil patios y parcelas en los cuales se siembran viandas, frutales y hortalizas a pequeña escala, como parte del programa de abastecimiento local y familiar.

El Movimiento de patios y parcelas "Desde el barrio, siembra tu pedacito" se potenció como parte de las celebraciones por el aniversario 60 de los Comité de Defensa de la Revolución.

Al cruzar la calle vive Kireisy Gómez, coordinadora del CDR 10, ubicado en la zona 410 Camilo Cienfuegos, correspondiente al Consejo Popular La Esperanza. A la entrada de su casa se visualiza yuca, calabaza, guayaba...

Aquí también tomo fotos y me centro más en sus manos, en el poder que tienen y el don para mantener un patio con una producción diversificada.

Qimbombó, ají, tomate... En su conjunto hablan de la labor de Kireisy, funcionaria de los CDR. El ejemplo empieza por casa, por eso conoce sobre la necesidad de producir alimentos en el contexto actual. Se incentiva a cada cederista para fomentar la agricultura suburbana y familiar, me cuenta.

Y aunque el ruido de los carros no sea un sonido permanente y se pueda disfrutar del cantío de un gallo en la mañana, ellas no viven en el campo; residen en la capital agramontina y demuestran que la tierra no es cosa de guajiros, la tierra siempre acogerá bien la voluntad y el empeño, sin importar el sitio. (Texto y fotos: Yusarys Benito Deliano/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *