logo

Camagüey, 26 mar.- La regulación del servicio de mensajería del gas licuado, resulta una de las medidas adoptadas por el Consejo de Defensa Provincial (CDP) en Camagüey, para evitar aglomeraciones en los puntos de venta y asegurar una mejor organización y evitar ilegalidades en la comercialización de ese producto.

Ante las reiteradas demandas de la población, el citado órgano de gobierno autorizó la adquisición de hasta seis cilindros por cada mensajero, teniendo en cuenta el medio de transportación del cual disponga, quien además, debe estar asociado a una sola unidad para efectuar la compra.

Según informó a la prensa local Diosmel Brito Álvarez, jefe del Subgrupo de Energía, para el traslado de los depósitos, los mismos se ubicarán en un solo piso en posición vertical y adecuadamente sujetos.

Con anterioridad, dijo, los mensajeros deberán mostrar su patente y una identificación que la Empresa CUPET Camagüey les entregará, en tanto serán capacitados por esa entidad en lo relacionado a la transportación e instalación de los cilindros de gas licuado.

Brito Álvarez precisó que el precio a cobrar a la población por la mensajería será de hasta 40 pesos por cada depósito y el servicio se realizará desde el punto de venta hasta la vivienda del cliente para evitar la acumulación de cilindros en otro local.

Excepcionalmente, señaló, tendrán prioridad para la compra de gas licuado los impedidos físicos que acuden a adquirir el cilindro de su núcleo familiar.

Las medidas comenzarán a principios de abril y la venta a la población se realizará de lunes a sábado, de ocho de la mañana a una de la tarde, y en el caso de los mensajeros, de lunes a viernes, de cuatro a seis de la tarde.

Iván Agustín Lora Alfredo, jefe de Base de Depósito de gas licuado aseguró que actualmente el ciclo de distribución se mantiene a 10 días, y las personas que asisten a los puntos pueden adquirir dos cilindros como otra solución a las inquietudes de la población.

Explicó la importancia de las acciones de capacitación de CUPET para orientar sobre la manipulación de los botellones, su segura transportación e instalación en las viviendas, y hacia donde remitirse en ocasión de detectar algún salidero o dificultad durante su manejo hasta las residencias.

A pesar de las acciones emprendidas Lora Alfredo alertó sobre el uso de las casas como almacenes, en tanto instó al cumplimiento de las medidas en la ruta establecida para el traslado de los cilindros desde los puntos de venta hasta las moradas.

Luego de la capacitación, cada mensajero portará una credencial con su foto, datos personales y la unidad comercializadora a la cual estará asociado para realizar la actividad, con una posterior evaluación sistemática de sus competencias en el cumplimiento de los requisitos para la transportación de combustible. (ACN) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *