logo

Por Dania Díaz Socarrás/Radio Cadena Agramonte

El 7 de abril es el Día Mundial de la Salud y, como en Cuba ese derecho es para todos, especialistas del Departamento Provincial de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades conversaron con los vecinos de la Plaza del Carmen de Camagüey y, por supuesto, con sus emblemáticas esculturas sobre la protección frente a la COVID-19.

Para los habitantes de las viviendas que rodean el visitado espacio, ahora con muy pocos transeúntes, llegaron las habituales recomendaciones de cumplir con todas las medidas de contención del virus, y para los invitados permanentes a la simbólica plaza, nacidos de las manos de Martha Jiménez, los consejos que corresponde a cada uno.

Desde el puesto que dejaron libres las chismosas para quien quisiera escucharlas, el mensaje fue: “Si van a conversar, pónganse el nasobuco (que se lo quite solo una a la vez para tomarse el café) y si quieren una información fidedigna escuchen la conferencia del doctor Francisco Durán”.

Mientras tanto, al lado del aguatero otra promotora recuerda: “el agua siempre ha sido vital, pero hoy es indispensable no solo para tomar, sino para lavarse bien las manos”.

Los enamorados, abrazados, escuchan atentos que ahora querer significa cuidar y que hay nuevas formas de mostrar el afecto, al tiempo que al lado del viejo que siempre lee el periódico de la provincia una voz de aprobación asegura: “eso es, mantente bien informado con la prensa camagüeyana y cubana”, así cada quien sabrá cómo cuidarse y entenderá más de la pandemia o de las vacunas que se elaboran en el país.

A la construcción de un planeta más justo y saludable se dedica el Día Mundial de la Salud en 2021 y en la ciudad de Camagüey, como puede suceder en cualquier lugar de esta nación, vimos a promotores de salud tocar las puertas de vecinos sin fijarse en su raza, credo, ideología o condición, conversar con todos por igual, cuidarlos y enseñarlos a cuidarse, porque aquí cada vida importa.

Yaquelín Cubeña López, jefa del Departamento de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades del Centro Provincial de Higiene y Epidemiología, explicó que desde el inicio de las afectaciones de la COVID-19 en el país se realizan charlas educativas dirigidas principalmente a poblaciones vulnerables, en las zonas bajo vigilancia, dinámicas familiares y encuentros cara a cara para conocer el estado de salud de los habitantes de cada comunidad.

Cuba es un ejemplo de cómo la salud se multiplica -agregó- y se mostró orgullosa de ser parte de una isla solidaria, llena de amor y que tiene como premisa salvar, también desde la prevención, todas las vidas.

Esa máxima que para nosotros trasciende días como el de hoy, nos acompaña también la creatividad, desde la interacción social y cultural que hace única la identidad de los cubanos. (Texto y fotos de la autora)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *