logo

Camagüey, 11 abr.- La provincia agramontina intensifica el enfrentamiento a la COVID-19 sin confiarse en los resultados de los últimos días, cuando se registra una disminución de los casos positivos.

Lo anterior trascendió este sábado en el Consejo de Defensa Provincial (CDP), donde se valoró que todavía existe una situación viral y no han desaparecido las condiciones de transmisión autóctona limitada.

El doctor Carlos Morán Giraldo, subdirector general de Salud Pública en el territorio,  informó que se encuentran ingresadas 136 personas, de ellas 103 confirmadas, 12 sospechosas y 21 bajo vigilancia.

Destacó, además, que el viernes último se dieron 53 altas médicas y un paciente se encuentra en estado grave.

En tanto, en el Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña se encuentran 13 niños positivos al SARS-CoV-2, uno de los cuales es menor de un año de edad. En esa misma condición está una embarazada.

El directivo resaltó la necesidad de mantener las medidas para esta etapa y exigir su cumplimiento, fundamentalmente las referidas a la reducción de la movilidad.

Ante esa realidad el CDP coincidió en que todavía deben continuar las restricciones aprobadas y dirigidas al control e incremento de las pesquisas para cerrarle la brecha a los rebrotes de la enfermedad.

Ariel Santana Santiesteban, presidente de dicho órgano de mando, insistió en la necesidad de evitar condiciones que propicien el retroceso y aparición de nuevos casos como las indisciplinas de la población y la disminución de la vigilancia epidemiológica.

También se pronunció por incrementar con urgencia las labores agropecuarias en los municipios y estimular el aporte de los patios y parcelas en las comunidades ante limitaciones en renglones básicos como el arroz, la carne de cerdo y las viandas. (Texto y foto: Gladys Dailyn Morera Cordero/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *