logo

Sancti Spíritus, 11 abr.- El concurso infantil Letras y colores con alas fue convocado la víspera en esta ciudad central como parte del Festival de Aves Endémicas del Caribe, a desarrollarse en Cuba de abril a mayo.

Así lo confirmó a Prensa Latina Lilianne Hernández, conservadora del Museo de Historia Natural Juan Gundlach, quien explicó que durante el evento se realizan actividades para promover el conocimiento local sobre las aves endémicas y los ecosistemas en que estas viven.

Cada año se realizan charlas, conferencias, exposiciones fotográficas, el concurso y observación de aves, pero debido a la situación epidemiológica provocada por la COVID-19 en ese último caso, por ejemplo, tendremos que usar imágenes de citas anteriores, subrayó.

María Isabel Álvarez, directora del museo, señaló que los trabajos, tanto en literatura como en artes plásticas, deberán ser enviados por estudiantes de primaria y secundaria básica a dicha institución cultural, enclavada en la ciudad de Sancti Spíritus.

En tanto, el biólogo y máster en Ciencias de la Ecología Abel Hernández, precisó que existen 28 especies endémicas de aves, nueve géneros y una familia, que son exclusivas de la Mayor de las Antillas.

Entre ellas mencionó al tocororo (ave nacional), catey, gavilán colilargo, gavilán Batista o cangrejero, cartacuba, negrito y el tomeguín del pinar, así como el carpintero verde y el denominado churroso.

El actual delegado de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre en el territorio, resaltó que la víspera se presentó de manera virtual el libro Algarabía en la floresta, de su autoría, en la Peña literaria infantil Niños, libros y naturaleza.

A través de las redes sociales se mostró la portada y contraportada del volumen, así como algunas de estas especies de la fauna, concluyó Hernández, quien además fungió como director del Museo de Historia Natural Juan Gundlach.

Autor de muchos otros textos de divulgación científica como Mamíferos que vuelan, Las aves y tú, Siluetas en la noche y Cuba, encuentro con su naturaleza, Hernández logra identificarse con el público infanto-juvenil, al decir de los especialistas.

De acuerdo con datos consultados, Cuba comenzó a participar en 2003 en el citado Festival, creado un año antes por iniciativa de la Sociedad para el Estudio y la Conservación de las Aves Caribeñas. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *