logo

Buenos Aires, 12 abr.- La victoria presidencial de Guillermo Lasso en Ecuador es calificada hoy aquí como el comienzo de una nueva etapa de profundización del neoliberalismo en ese país.

En un artículo publicado en el diario Página 12, el periodista Marco Teruggi opinó que el flamante vencedor en las urnas tiene su anticipo en el proyecto de privatizar el Banco Central de Ecuador, que podría realizarse antes de que Lenin Moreno deje el palacio presidencial de Carondelet el próximo 24 de mayo.

“El mapa continental continuará, por su parte, en el mismo punto de correlación entre fuerzas progresistas y gobiernos de derecha, con las limitaciones consecuentes para la reconstrucción de instancias de integración latinoamericanas”, señala el cronista.

Al hacer un balance sobre la jornada electoral en esa nación suramericana, Teruggi señaló que el porcentaje obtenido por Lasso significó haber revertido una distancia de más de 12 puntos que lo habían separado de su contrincante, Andrés Arauz en la primera vuelta.

Las razones de ese recorrido, dice, pueden explicarse por varios motivos, como el aglutinamiento de un voto anticorreista (en referencia a los seguidores del expresidente Rafael Correa) en un país marcado por el clivaje correísmo/anti-correísmo, la migración de votantes de Yaku Pérez y Xavier Hervas a favor de Lasso.

Asimismo, precisa que la derrota de Arauz puede explicarse por limitaciones en su campaña, en el marco de un movimiento con políticos perseguidos, con dirigentes fuera del país y escasa estructura organizativa.

Teruggi hace referencia a las palabras de Arauz cuando afirmó que llegaron “a estas elecciones en condiciones muy complejas, todos sabemos que hemos sido víctimas de la persecución, del acoso, de los insultos, del odio, el intento de proscribir nuestro movimiento, ataque a la persona, a la familia”. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *