logo

La Habana, 16 abr.- Cuba permanecerá alerta y lista para proteger su soberanía, afirmó hoy aquí el primer secretario del Partido Comunista (PCC), general de Ejército Raúl Castro ante el Octavo Congreso de esa organización.

Tenemos que permanecer, alertar, proteger a nuestro país y al derecho soberano a existir por el que se han sacrificado generaciones de cubanos, afirmó en referencia a agresiones y amenazas contra su país y otros de América Latina y el Caribe.

Recordó que hace un lustro, en el Séptimo Congreso del PCC advirtió de una contraofensiva contra procesos progresistas en la región, atizados por personeros del gobierno de Donald Trump y de la contrarrevolución anticubana asociados al terrorismo y la corrupción, según dijo.

Nunca disimularon su compromiso con la doctrina Monroe, acudieron a métodos de guerra no convencional y operaciones desestabilizadoras muy peligrosas, expresó en su informe central al congreso.

Fustigó que tales aprestos desconocieron los derechos soberanos de las naciones del hemisferio y amenazaron peligrosamente la paz y seguridad en el hemisferio.

Al propio tiempo denunció a varios gobiernos de la región que pretendieron ignorar la declaración que proclama a Latinoamérica y el Caribe como zona de paz, la cual fue acordada en La Habana, enero de 2014, durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Raúl Castro refirió la utilización de mentiras e infamias para justificar medidas coercitivas contra Venezuela, Nicaragua y Cuba, en el afán de derrocar sus gobiernos constitucionales y con grandes costos para esos pueblos.

Ello demuestra que las amenazas para América Latina es un peligro vigente para lo cual se promovió el rescate de la desprestigiada Organización de Estados Americanos, enfatizó.

El dirigente partidista cubano criticó los efectos que las políticas neoliberales dejaron en países del continente, ahora indefensos ante el flagelo de la COVID-19 tras el desmantelamiento de instituciones públicas de justicia social.

Mencionó otras secuelas como el agotamiento acelerado de gobiernos y las protestas sociales en varias naciones latinoamericanas.

Fustigó las campañas contra procesos y líderes progresistas y reiteró la solidaridad con los presidentes de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y el exmandatario brasileño, Lula da Sillva.

También transmitió esperanza y solidaridad a los mandatarios de Argentina y México en su intención de restañar las heridas del neoliberalismo y recuperar procesos de integración genuinamente latinoamericanos.

Reiteró el respaldo del PCC a causas como la de Argentina con las Islas Malvinas; el derecho de Puerto Rico a la independencia; a los reclamos de palestinos y saharauíes, y de los países caribeños a ser recompensados por los flagelos de la esclavitud y el colonialismo.

Dijo que se consolidaron los nexos con China, Vietnam, Laos y Corea, países socialistas asiáticos, y refrendó la solidaridad con África, donde prestan servicios miles de colaboradores cubanos en una treintena de naciones.

Raúl Castro mencionó las buenas relaciones con Rusia y dijo que avanzaron los nexos con la Unión Europea sobre la base del respeto mutuo y la reciprocidad. (Texto y foto: PL)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *