logo

Impide bloqueo de EE.UU. adquisición de medicamentos para combatir la lepra


La Habana, 17 abr.- Los pacientes cubanos que padecen de lepra, enfermedad infecciosa que afecta principalmente a la piel, los nervios, la mucosa de las vías respiratorias superiores y los ojos, son afectados por el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, recrudecido en medio de la pandemia de la COVID-19.

En exclusivas con la Agencia Cubana de Noticias, la doctora Raisa Rumbaut Castillo, especialista de Primer Grado en Epidemiología y responsable del Programa Nacional de Lepra del Ministerio de Salud Pública (Minsap) comentó que esa política genocida dificulta la adquisición de medicamentos o la materia prima para su elaboración que se emplea en el diagnóstico y el tratamiento de los estados reaccionales de esa dolencia.

Rumbaut Castillo, Máster en enfermedades Infecciosas, señaló que ese cerco hostil impuesto por los sucesivos gobiernos de los EE.UU. a la mayor de las Antillas hace casi seis décadas, también obstaculiza la compra  de los fármacos, o la materia prima requerida para la fabricación de los productos que usan los pacientes intolerantes al esquema de tratamiento habitual para ese padecimiento.

Entre ellos la especialista citó los esteroides talidomida, minociclina, ofloxacina, y rifampicina, y aclaró que la lepra es curable y el tratamiento proporcionado reduce considerablemente las posibilidades de discapacidad.

Asimismo, la autoridad sanitaria del Minsap explicó que ese cerco hostil limita la participación de especialistas en intercambios virtuales sobre la lepra y el resto de las enfermedades infecciosas desatendidas debido a que las plataformas de conexión están bloqueadas para Cuba.

No obstante a las limitaciones del bloqueo, en Cuba la lepra no constituye un problema de salud y desde 1993 se mantiene eliminada con una tasa de prevalencia de menos de un caso por 10 mil habitantes, expresó la experta.

Cuba reporta cada año un promedio de 200 casos con ese padecimiento y en todas las provincias existe notificación de personas de todas las edades, incluido niños, precisó.

Debido a la COVID-19, en 2021 se reportan alrededor de la mitad de los casos esperados por múltiples factores, entre los más significativos, el que las personas posponen acudir al médico ante una sospecha por el temor al contagio con el virus SARS-CoV-2, causante del coronavirus que circula en 190 países y 29 territorios del mundo, y por otro lado la prioridad del sistema nacional de salud a la pandemia.

Pese a ello -enfatizó la doctora Rumbaut Castillo- el programa diseñó diversas estrategias con el fin de garantizar la atención y el tratamiento a esos pacientes.

La detección de casos nuevos si se ha visto afectada, lo cual pone en riesgo el cumplimiento de los objetivos del programa, pues hay enfermos que serán detectados de manera tardía, alertó.

Comentó que se está realizando una investigación sobre el impacto de la COVID-19 en los programas de lepra, de conjunto con República Dominicana.

Por último, la experta señaló entre las proyecciones futuras continuar avanzando hacia la interrupción de la transmisión y la eliminación total de la enfermedad. (ACN) (Foto: Archivo)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *