logo

La Habana, 20 abr.- Con el Decreto- Ley de Bienestar Animal aprobado en Cuba se busca garantizar condiciones de vida favorables a estas especies, por ello desde el Grupo Empresarial Labiofam se trabaja para asegurar los recursos para la producción de medicamentos de uso veterinario.

Cristobal Arredondo Alfonso, subdirector del Centro Nacional de Sanidad Animal explicó en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias que el programa de desarrollo de la Labiofam es imprescindible para el desarrollo de la medicina veterinaria en el país.

Hoy la situación es compleja, resaltó, pues para asegurar las materias primas que se precisan se deben comprar en mercados muy lejanos o a altos precios.

El bloqueo impuesto por los Estados Unidos a Cuba afecta también este sector y limita la capacidad de la Isla para comerciar y encontrar precios y mercados justos, refirió el directivo.

Más del 80 por ciento de los medicamentos para uso veterinario que se fabrican en el país tienen como base materias primas de importación, es por ello que se han dificultado las producciones, aclaró.

No obstante, se mantienen los planes previstos y se centran los esfuerzos en completar la red de farmacias veterinarias en el país; para el presente año el objetivo es contar con uno de estos centros en cada cabecera provincial.

Además, Labiofam lleva a cabo un programa de desarrollo de 38 productos para uso veterinario a partir de la medicina natural, 16 de ellos deben estar listos en este 2021; estrategia que garantiza soberanía al país.

Se exploran otras opciones para la adquisición de medicinas, por ejemplo, actualmente el Ministerio de Salud Pública permite la importación de hasta 10 kilogramos de medicamentos libres de aduana, y se evalúa una propuesta para autorizar la importación de medicamentos de uso veterinario en esa modalidad a personas naturales sin fines comerciales.

Quedan excluidos aquellos productos que constituyen riesgo biológico como algunas vacunas o precursores de anestésicos, resaltó.

Entre otras de las opciones que se perfilan está la de crear un registro de mascotas en el país, que permite llevar un control sobre la salud y calidad de vida de los animales, pero aun no están las condiciones creadas.

Para ello se precisa un grupo de recursos como los microchips, aditamentos que en este momento el país no puede obtener, no obstante se preparan las bases para cuando esté todo disponible comenzar el registro reconocido legalmente por el Ministerio de Justicia, organismo que aprueba los registros públicos en la nación.

Con el Decreto-ley de Bienestar Animal  se regulan los principios, deberes, reglas y fines respecto al cuidado, la salud y la utilización de los animales, para garantizar su bienestar, con enfoque a Una Salud en el que la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten.

El documento, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 26 de febrero, implementa la Política de Bienestar Animal en el país y llega a satisfacer una necesidad de la población y de expertos e interesados en el tema por contar con regulaciones más acordes a los tiempos actuales. (ACN) (Foto: Cubadebate)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *