logo

Washington, 21 abr.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, manifestó sentirse aliviado por el veredicto de culpabilidad del expolicía Derek Chauvin, a quien un jurado encontró culpable del asesinato del afronorteamericano George Floyd.

Según dijo en una llamada telefónica a la familia del estadounidense asesinado, finalmente ahora hay algo de justicia, pero falta por hacer mucho más.

“Estamos todos tan aliviados, no solo un veredicto, sino los tres. Culpables de los tres cargos. Es realmente importante”, expresó.

También manifestó que estaba ansioso por ver personalmente a los familiares de Floyd y reconoció su fortaleza.

Biden señaló que vio el veredicto del caso junto con su asesor principal Cedric Richmond y la vicepresidenta, Kamala Harris.

El abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia Floyd y publicó el video, expresó su optimismo de que el resultado del juicio podría impulsar la acción sobre una ley de justicia policial.

Por su parte, Harris aseguró que el veredicto contra Chauvin marcará “un punto de inflexión” en Estados Unidos, y se comprometió a impulsar más reformas sobre las prácticas policiales en la nación norteña.

Además, elogió a la familia Floyd como líderes reales en un momento crucial de la historia.

Unas horas antes de conocerse el fallo, la vicepresidenta aseguró que el veredicto de culpabilidad no podría curar el dolor de la familia y el que ha existido durante generaciones.

“Este veredicto es solo una parte”, recalcó en su primera entrevista desde que asumió el cargo.

También Biden, horas antes del fallo, ofreció declaraciones sobre el tema y consideró que las pruebas contra Chauvin eran abrumadoras.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseveró que el mandatario no pretendía “influir” en el jurado, sino únicamente “expresar su compasión por la familia” de Floyd.

Tras varias semanas de juicio, Chauvin fue declarado este martes culpable por el asesinato del afronorteamericano.

Después de dos días de deliberaciones, los miembros del jurado encontraron al acusado culpable de los tres cargos presentados contra él: homicidio involuntario en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado.

El exagente del orden continuará en custodia policial hasta que se emita la sentencia final dentro de unas ocho semanas, apuntaron este martes autoridades judiciales de Minnesota.

Medios locales indicaron que podría recibir hasta 40 años de prisión en un proceso que desde sus inicios exhibe un alto perfil y es televisado en vivo.

En el juicio, la Fiscalía presentó contra Chauvin 38 testigos que intentaban mostrar que el exoficial cometió un asesinato, cuando se arrodilló sobre el cuello de Floyd, quien reiteraba la frase: “No puedo respirar”, como captó un video.

Tal acto de brutalidad policial desató una ola de protestas en Estados Unidos y fuertes cuestionamientos sobre el accionar abusivo de agentes del orden y la injusticia racial. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *