logo

La Habana, 22 abr.- El 22 de abril de 1976, un atentado terrorista contra la Embajada de Cuba en Portugal cegó la vida de Adriana Corcho y Efrén Monteagudo, miembros de nuestro servicio exterior, rememoró hoy en Twitter el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla.

A propósito de la fecha, el canciller resaltó que la diplomacia revolucionaria rinde tributo a sus mártires, fiel a los principios y su legado.

“El 22 de abril de 1976, un atentado terrorista contra @embcubaportugal cegó la vida de Adriana Corcho y Efrén Monteagudo, miembros de nuestro servicio exterior. La diplomacia revolucionaria rinde tributo a sus mártires, fiel a los principios y su legado”, tuiteó.

Cada año miembros de las misiones diplomáticas cubanas homenajean a Adriana Corcho y Efrén Monteagudo, víctimas de un ataque que destruyó las instalaciones de la Embajada de Cuba en Lisboa.

Refiere la Cancillería cubana que el acto terrorista formó parte de una ola de más de 150 ataques contra misiones diplomáticas y blancos cubanos en más de 20 países.

Señala que entre 1975 y 1976, la campaña incluyó la detonación de explosivos en las sedes diplomáticas de Cuba en Perú, México, Nueva York y otros lugares, así como la explosión en pleno aire de un avión de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976.

Frente a la barbarie de este acto, una ola de solidaridad se levantó en Lisboa con el pueblo cubano; como Candeias, cientos de portugueses se reunieron inmediatamente fuera de la embajada para expresar su rechazo al crimen y en apoyo a los cubanos, reseña el sitio web de la Cancillería cubana. (Texto y foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *