logo

Bloqueo de EE.UU. no frena el ingenio y la creatividad en Camagüey


Camagüey, 25 abr.- Aunque algunos se empeñen en opacar sus efectos, la práctica habla por sí sola de las consecuencias del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos en el desempeño cotidiano de los cubanos.

Camagüeyanos de diversas esferas afirman que esa política, arreciada en los últimos tiempos, pretende asfixiar a un pueblo que se sobrepone a las dificultades.

Maria del Carmen Viamontes y Maritza Milián Cabrera laboran en el Laboratorio de microbiología Pino 3, de la capital agramontina, y aseguran que “los daños son visibles, incluyendo la escasez de materiales, reactivos, medios de protección y otros recursos”.

No obstante, agrega Milián Cabrera, “se buscan alternativas, el trabajo se hace y hemos salido adelante”, y hasta ahora, en ese centro que recepciona las pruebas de PCR para diagnosticar la COVID-19, “nadie se ha contagiado con la enfermedad ni han ocurrido eventos institucionales”.

Por su parte, el joven Eliécer Velazco Cabrera, del proyecto sociocultural Golpe a Golpe, aseguró que a pesar de las constantes medidas de hostigamiento, “hemos demostrado que seguimos haciendo arte, Revolución y país”.

Similar espíritu para superar cualquier barrera expuso Alcides Tamayo Tejeda, integrante del Fondo Cubano de Bienes Culturales, quien ratificó que “constantemente se dan respuestas a las situaciones que se presentan producto de ese cerco económico, y lo enfrentamos”.

Y es que los efectos del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba impactan en todos los ámbitos de la vida socioeconómica.

Su aplicación no frena el ingenio y la creatividad para superar los obstáculos, pero ciertamente es hoy el principal impedimento para el desarrollo del país. (Juan Mendoza Medina/Radio Cadena Agramonte) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *