logo

La Habana, 28 abr.- Tras reunirse hoy en el Consejo Nacional de Artes Escénicas (CNAE), el jurado encargado de otorgar el Premio Nacional de Danza 2021 decidió nombrar a la Gran Maître Laura Alonso merecedora del galardón.

De acuerdo a información compartida por el CNAE en su perfil de Twitter, el jurado encabezado por el maestro Johannes García, Premio Nacional de Danza 2020, tomó la decisión esta mañana tras su encuentro en la institución.

Maestra de varias generaciones de bailarines cubanos, Laura Alonso comenzó sus estudios en la Escuela de Ballet de la Sociedad Pro-Arte Musical de La Habana, con Alberto Alonso, León Fokine y otros profesores.

Fue solista del Ballet Nacional de Cuba por más de dos décadas. Posteriormente, en los años 80 del siglo pasado, creó el Departamento de Docencia Especializada, dentro de la primera compañía cubana para, a través de los cursos CUBALLET, promocionar la metodología de la escuela cubana de ballet.

Hija de Alicia y Fernando Alonso, quienes, junto a Alberto Alonso fueron los promotores de un estilo cubano de danza académica, Laura heredó la pasión por el arte de las puntas y vivió desde muy pequeña entre salones de ensayo y puestas en escena.

De acuerdo al CNAE, Laura, como bailarina, tiene en su haber un importante número de piezas dentro del repertorio del Ballet Nacional de Cuba, destacándose en roles clásicos, románticos y otras coreografías donde desplegó su virtuosismo técnico y carácter al interpretar.

Tuvo en la creación del Centro ProDanza, la consolidación tal vez más importante de su trayectoria artística.

Esta institución, desde sus inicios, reunió agrupaciones de varios géneros de la danza, y acogió a La Joven Guardia, espacio para el desarrollo profesional de noveles bailarines, que luego se convirtieron en primeras figuras del Ballet Nacional de Cuba.

Desde la fundación de la Escuela Nacional de Arte, llama la atención su trabajo como profesora en la clase de varones, labor que mantuvo durante varios años.

Incluso impartió clases en otros grupos artísticos nacionales como el Ballet del Instituto Cubano de Radiodifusión (ICR) y el Teatro Musical de La Habana, además fue docente de la Universidad de las Artes (ISA) e impulsora del movimiento del Psicoballet, ha ocupado la dirección de este plan desde su inicio en 1973, y ha desplegado en él su capacidad y entusiasmo.

Por esta incesante labor pedagógica que ha desplegado dentro y fuera de Cuba ha obtenido no pocos reconocimientos, consagrándose Laura Alonso como la Gran Maître de Cuba. (Texto y foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *