logo

La Habana, 2 may.- El Ministerio de Agricultura (MINAG) publicó un documento que recoge las 30 medidas prioritarias que implementará el país para incentivar la producción de alimentos, las cuales fueron anunciadas el pasado mes y proponen cambios sustanciales en el sistema agrícola.

Las directivas son fruto de un análisis integral realizado sobre el desarrollo de la agricultura en el último decenio, donde se identificaron un conjunto de problemas estructurales, organizativos, productivos y socioeconómicos, que dificultan el cumplimiento eficaz de la misión del sector agropecuario.

 Algunas, anunciadas en el programa informativo Mesa Redonda por autoridades de la Mayor de las Antillas responden a inquietudes como la producción de carne y leche, los créditos y seguros y la comercialización de algunos productos.

El documento publicado la víspera en el sitio web del MINAG recoge otras que ayudarán a definir, por ejemplo, los productos que pueden ser sustituidos de la actual nomenclatura de importación de alimentos y materias primas.

Además, se pide esclarecer las cantidades y financiamientos requeridos para un programa de mediano plazo, que tenga en cuenta el incremento de los costos de los insumos productivos, priorizando la producción de maíz, frijol, arroz y leche.

Relacionados a los programas productivos se exige consolidar la producción de alimentos a nivel local, incluyendo la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar y los módulos pecuarios, que aseguren el autoabastecimiento municipal.

Potenciar el desarrollo de la minindustria para la elaboración de productos destinados a los territorios y recuperar la producción estatal en los integrales porcinos, al asegurar su base alimentaria a partir de subproductos de la industria azucarera, yuca, plantas proteicas, palmiche, son otras de las directivas.

El compendio presentado indica que es preciso incentivar en las empresas avícolas mayor producción de carne mediante tres variantes: ceba propia, ceba mediante proyectos de inversión extranjera y ceba a partir de convenios con productores individuales; y huevo, mejorando y modernizando la infraestructura y tecnologías a partir del encadenamiento con la industria nacional.

Las medidas dictadas por el Estado también se preocupan por potenciar un programa integral de medicamentos, vacunas, medios diagnósticos, instrumental y bioproductos que sustenten la producción agropecuaria, lo cual será posible al crear una red de farmacias veterinarias administradas por las empresas integradas a Labiofam.

Asimismo, se insta a crear un mecanismo que favorezca el acceso a los bioproductos por los productores, y a rediseñar la actividad de Ciencia, Tecnología e Innovación en el sector a todos los niveles, para fortalecer la integración con universidades, centros de investigación y el sistema de extensionismo agrario.

Las medidas que se implementarán de manera inmediata se vinculan a temas como el fortalecimiento de comunidades agropecuarias; cuadros, completamiento y formación de recursos humanos;  sistema Cooperativo Agropecuario; Inversión extranjera y Financiamientos.

El paquete de medidas aprobado incluye un total de 63 directrices que pretenden impulsar la agricultura en la mayor de las Antillas con el fin de alcanzar cada vez más la soberanía y seguridad alimentaria, al depender en menor medida de las importaciones y explotar al máximo las potencialidades nacionales. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *