logo

Washington, 2 may.- La guerra de Estados Unidos en Afganistán, que comenzó en octubre de 2001, provocó la muerte de más de 47 mil 240 civiles en ese país asiático, informaron fuentes especializadas.

Según entidades de Naciones Unidas, la agresión obligó a 2,7 millones de afganos a huir al extranjero, principalmente a Irán, Pakistán y Europa, mientras otros cuatro millones están desplazados dentro del país, que tiene una población total de 36 millones.

Dichas fuentes señalan que en el conflicto perdieron sus vidas 72 periodistas y 444 trabajadores humanitarios.

Entretanto, de acuerdo con reportes del Pentágono, más de dos mil 440 soldados y oficiales norteamericanos murieron y 20 mil 666 resultaron heridos en la contienda, y se estima que fallecieron más de tres mil 800 contratistas de seguridad privada.

En el conflicto también provocó el deceso de mil 144 miembros de la coalición de la OTAN integrada por 40 naciones que entrenó a las fuerzas afganas a lo largo de los años, según un recuento del proyecto Costos de la guerra en la Universidad de Brown, citados en un comentario de la agencia Associated Press (AP) este sábado.

El gobierno afgano mantiene en secreto el número de víctimas entre militares para evitar socavar la moral de los uniformados, pero expertos estiman que en la contienda perdieron la vida unos 69 mil soldados de esa nación asiática.

Estados Unidos gastó más de 2,26 billones de dólares desde 2001 en una variedad de acápites, según el proyecto Costs of War, citado por la AP.

La cifra cubre buena parte de los costos operativos del ejército norteamericano en Afganistán, desde ataques aéreos, combustibles y alimentos, medios de transporte, armas y municiones, hasta el despliegue de portaaviones a la región producto del conflicto.

La retirada de las tropas de Afganistán para el 11 de septiembre, en medio de una compleja situación de seguridad en ese país, constituye uno de los problemas más difíciles que enfrentó el presidente estadounidense, Joe Biden, en sus primeros 100 días en el cargo y según expertos marcarán el resto de su mandato.

Expertos señalan que el polémico anuncio de la salida de las agrupaciones castrenses de suelo afgano mostró una vez más a la opinión pública que este es uno de los principales escollos que enfrenta el gobernante demócrata.

Precisamente hoy, 1 de mayo era la fecha en que todas las fuerzas estadounidenses y extranjeras debían partir de Afganistán en virtud de un acuerdo firmado en febrero de 2020 entre los talibanes y la administración de Donald Trump, y de acuerdo con reportes recientes, los insurgentes amenazan con desarrollar acciones hostiles en los próximos días contra la presencia de esas unidades. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *