logo

La Habana, 8 may.- “Nosotros estamos contando con ustedes para resolver e interpretar los problemas más importantes del país, los problemas más complejos”, expresó en la tarde de este viernes el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a estudiantes y profesores de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE).

En el Complejo de Investigaciones Tecnológicas Integradas (CITI) –que está enclavado dentro de la prestigiosa institución de altos estudios- el dignatario extendió a sus interlocutores la gratitud, a nombre de la dirección del país, por la seriedad y el compromiso con que han participado, en estos difíciles tiempos de pandemia, en múltiples escenarios donde hizo falta poner ciencia e innovación en múltiples asuntos que gravitan sobre la vida del pueblo.

 Acompañado de autoridades del Partido y el Gobierno, en un intercambio que dio seguimiento a la reunión realizada el pasado seis de enero, Díaz-Canel Bermúdez reconoció a los estudiantes y profesores pues ellos, desde la participación, han hecho valiosos aportes.

La valoración del Presidente de la República hizo así alusión a cuánto han hecho los futuros profesionales, y los profesores –muchos de ellos tan jóvenes como sus discípulos- en tareas como el diseño de viviendas sostenibles, la atención a personas vulnerables o el control popular de los precios, investigaciones sobre energía renovable, sistemas de gestión de Gobierno, o participación en los ensayos clínicos del candidato vacunal de la serie Soberana.

Como la práctica cotidiana es madre de grandes verdades, todos los presentes escucharon con atención cada testimonio de quienes están inmersos en el diseño de viviendas más ligeras y resistentes; o de quienes, en momentos recientes,  se han enfrascado en el cálculo de las capacidades logísticas o en el diseño de futuras inversiones de importantes hospitales de La Habana.

Los jóvenes universitarios, a partir de sus conocimientos, han podido hacer diagnósticos de rigor, y también propuestas adecuadas ante múltiples problemas encontrados. Fueron insertándose –relataron ellos- muy humildemente, y acrecentaron un prestigio, una firmeza y una sensibilidad que han sido frutos legítimos del saber.

En la reunión, por ejemplo, hablaron al Presidente de la República de haber entrado a los hospitales con pacientes de COVID-19 como quien lo hacía a un “campo de batalla”. Bien pudo definirlo Andrés Carvajal Elena, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la CUJAE, quien habló de las tareas desplegadas por sus contemporáneos como de un “viaje a las esencias”.

No hay quien haga cuentos de callejas a estos muchachos después de estos meses de lucha por la vida en Cuba: han visto por dentro el Sistema de Salud del país, que tiene -afirmó Andrés- “sus manchas, pero también sus grandes luces”.

En su caso no podrá olvidar las noches de intercambios con las autoridades sanitarias, en aras de saber dónde los estudiantes se insertarían para ayudar. Y en su memoria quedarán indelebles los encuentros cercanos con los científicos del Instituto de Vacunas Finlay, quienes, para estremecimiento de este joven dirigente, llamaban “colegas” a los universitarios que se sumaron a los ensayos clínicos de los candidatos vacunales.

 “Estamos construyendo la realidad, construyendo la sociedad en que vivimos”, enunció Andrés, quien hizo referencia a “oportunidad grandísima” para la formación de cada protagonista, cuando habló sobre los emprendimientos de estos últimos cuatro meses.

Salas situacionales de la Dirección Provincial de Salud, puestos de mando a nivel de municipio, terminología de la medicina, entendimiento de los tiempos que salvan la vida de un paciente, la dimensión humana de diversos procesos; todos esos ingredientes forman parte de la trayectoria de despliegue de una fuerza que, como reflexionó Danhiz Díaz Pereira, secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de la CUJAE, reconoció que las autoridades del Sistema de Salud les recibieron con los brazos abiertos.

Hemos estado en espacios decisorios del país, todos los debates entre representantes de las autoridades en medio de la batalla contra la pandemia tenían como horizonte cómo podía ganar el pueblo, recordó Danhiz. Y al rato sumó su voz un joven profesor para decir a los más tiernos que “ustedes, muchachos, son excepcionales”.

Hacia el final del encuentro -emotivo y lleno de satisfacción por aquello de saber que la juventud cubana es muy capaz y que hace cosas heroicas-, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista reflexionó, trayendo a colación el recién concluido 8vo Congreso de la organización política de vanguardia, que ese cónclave ha sido definido como de la unidad y la continuidad, lo que significa que “estamos pensando que ustedes son parte importante” del funcionamiento del país; que “el trabajo con los jóvenes es parte de esa continuidad, y (que) ustedes son la parte más importante de esa continuidad”.

“La continuidad de nosotros son ustedes –afirmó Díaz-Canel a sus interlocutores-; y (ustedes) ya están participando”.

De la innovación en la gestión de Gobierno –la que articule un pensamiento en todos los decisores y en toda la sociedad-, de la eficiencia y la preparación necesarias para seguir procesos complejos, de la responsabilidad de las universidades en formar los recursos humanos que la sociedad necesita también habló el Jefe de Estado.

Con todas estas experiencias que ustedes están teniendo -valoró-, con todo lo que están diagnosticando, tenemos que ir enfocando proyectos que sean sostenibles, que queden: “Vamos enriqueciendo y le vamos dando continuidad a todos estos temas”, propuso.

“Cada encuentro con ustedes es una fuente de motivación, es una fuente de emociones”, expresó el mandatario, quien también apreció “el crecimiento que ustedes están teniendo desde el punto de vista humano, desde el punto de vista revolucionario, desde el punto de vista profesional, de madurez, de compromiso, de aporte, que da mucha confianza”.

El Presidente apuntó que no resulta un cumplido que los científicos llamen colegas a estos jóvenes que han tomado parte, procesando datos en tiempo real, durante los ensayos clínicos: los primeros, dijo, “sienten que ustedes han participado como colegas en este desafío”.

 “Si ustedes recuerdan -resaltó Díaz-Canel- en el discurso de clausura (del Congreso del PCC), nosotros hablamos en varios momentos de la juventud cubana, del papel de la juventud cubana, incluso de cómo el Partido debe trabajar con los jóvenes, de cómo el Partido se debe relacionar con los jóvenes”. Se expresó de ese modo porque después hizo énfasis en que “a los jóvenes tenemos que ser capaces de atenderlos, y conversar con ellos como las personas tan importantes que son”.

Seguiremos sistematizando este tipo de encuentros, aseguró el Primer Secretario, y manifestó el orgullo de tener jóvenes como nuestros universitarios, “con los que contamos a lo largo de todo el país”.

 “Nos hemos sentido en estos tiempos tan difíciles, muy apoyados por ustedes, y estamos seguros de que así venceremos”, concluyó Díaz-Canel Bermúdez. (Presidencia Cuba)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *