logo

Washington, 10 may.- Activistas indígenas y climáticos exigieron en el estado norteamericano de Minnesota frenar el proyecto de un oleoducto operado por la compañía canadiense Enbridge Energy, reportaron este domingo medios digitales.

Los grupos de justicia ambiental y de nativos americanos reiteraron que la Línea 3 liberaría 193 millones de toneladas adicionales de gases de efecto invernadero anuales, y violaría los derechos indígenas del pueblo anishinaabe, así como su potestad “al consentimiento libre, previo e informado”.

El activista Jackie Fielder, de Stop the Money Pipeline, comentó que realizaron más de 50 acciones a través de Estados Unidos y en otros siete países durante una jornada mundial esta semana en “protesta por los bancos que están suscribiendo préstamos a Enbridge, la empresa detrás del oleoducto de la Línea 3”.

Desde 2016 los órganos rectores de Canadá, y los estados de Dakota del Norte y Wisconsin, aprobaron sus segmentos del ducto, pero en Minnesota ha sido más complicado el proceso de otorgamiento de permisos ante la resistencia de organizaciones ambientalistas e incluso agencias gubernamentales.

En 2018, una solicitud de la Comisión de Servicios Públicos de Minnesota (PUC) de comentarios sobre el proyecto arrojó el rechazo del 94 por ciento de los que opinaron al respecto.

Sin embargo, en junio de 2018 la PUC dio luz verde a Enbridge y otorgó el Certificado de Necesidad y el Permiso de Ruta, ambas autorizaciones imprescindibles para el proyecto.

Los reguladores estatales y federales dieron a la empresa todos los requerimientos para construir el último tramo del oleoducto de la Línea 3 a través de ese territorio, pese a que son impugnados constantemente por comunidades indígenas, los grupos defensores del medioambiente y el Departamento de Comercio de Minnesota.

Aunque varios de los salvoconductos principales aún enfrentaban apelaciones en los tribunales, Enbridge comenzó a levantar el nuevo tramo de la Línea 3 en el norte de Minnesota en diciembre de 2020.

En marzo de este año, la Corte de Apelaciones del estado escuchó el testimonio de Enbridge, la PUC y los demandantes. El fallo se espera el próximo mes de junio.

Conteos de prensa arrojan que hasta abril último más de 200 personas fueron arrestadas por protestar a lo largo de la ruta del oleoducto. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *