logo

Camagüey, 11 may.- Con importantes resultados en apoyo al proceso de adaptación al cambio climático en el sector agropecuario cubano concluye la implementación del Proyecto Internacional de Bases Ambientales para la Sostenibilidad Alimentaria Local (BASAL) en Camagüey.

Con ocho años de realización, BASAL ha sido reconocido por las instituciones nacionales e internacionales como una experiencia líder en el país en el tema de la reducción de las vulnerabilidades, y se destaca por su carácter innovador y el enfoque integrador con el concurso de varias entidades.

Entre las acciones con mayor impacto en unidades productivas del municipio de Jimaguayú se encuentran la introducción de un conjunto de técnicas conservacionistas de preparación de suelos, que beneficiaron a más de 700 hectáreas, y la producción de abonos orgánicos.

Además, logró materializar el vínculo ciencia-tecnología-producción, movilizar comunidades diversas y desarrollar procesos complejos de transferencias tecnológicas.

En ese sentido, las experiencias y metodologías validadas de ese Proyecto han sido replicadas o integradas en otras iniciativas que se desarrollan en Cuba con el objetivo de fortalecer la sostenibilidad de alimentos y el desarrollo local.

BASAL ha sido liderado por la Agencia de Medio Ambiente y el Instituto de Geografía Tropical del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, así como por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. (Dayessi García Sosa/ Radio Cadena Agramonte) (Foto: Internet)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *