logo

Ginebra, 15 may.- El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó hoy que la pandemia de COVID-19 que castigó el planeta en 2020 podría resultar más mortífera en 2021.

La COVID-19 ya se ha cobrado más de 3,3 millones de vidas y estamos en camino de que el segundo año de la pandemia sea ser mucho más mortal que el primero, escribió Adhanom Ghebreyesus en su cuenta de la red social Twitter.

La única salida para salvar vidas es una combinación de vacunación con medidas de salud pública, subrayó.

Consideró que uno de los mayores retos es precisamente la disponibilidad de los inyectables antiCOVID-19 en los Estados más pobres.

El director general de la OMS sugirió que los países desarrollados compartan las vacunas que tienen previstas para los niños con las naciones menos favorecidas.

Recordó su advertencia sobre el nacionalismo de las vacunas, y ahora un grupo de Estados ricos que compraron la mayor parte del suministro de los inmunizantes, se las administran a grupos de bajo riesgo.

Adhanom propuso compartir las tecnologías y conocimientos para fomentar la fabricación de vacunas contra la COVID-19. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *