logo

Naciones Unidas, 16 may.- El Consejo de Seguridad de la ONU acoge hoy un debate abierto por medio de videoconferencia para abordar la escalada del conflicto entre Israel y Palestina, que alarma a la comunidad internacional.

Pese a que este tema resultó el centro de reuniones recientes en ese órgano de 15 miembros, aún no publicaron siquiera un comunicado de prensa que exprese su postura al respecto, mientras muchas naciones del mundo condenan el aumento de la violencia en esa región y los continuos bombardeos de Tel Aviv contra la Franja de Gaza.

De acuerdo con fuentes diplomáticas, los miembros del Consejo estaban negociando para publicar una declaración al respecto, pero el texto aún no recibe el visto bueno de la representación de Estados Unidos.

Varios países del Medio Oriente y otras áreas geográficas rechazaron los ataques israelíes contra poblaciones palestinas, que ya dejaron al menos más de 145 víctimas mortales, entre ellos, numerosos niños. También abogaron por poner fin al lanzamiento de cohetes desde algunas zonas de Gaza.

La víspera, en naciones de diversas latitudes –como Iraq, Reino Unido y Alemania– se realizaron manifestaciones y condenas gubernamentales ante el aumento de la agresión de las fuerzas de Israel contra territorios palestinos ocupados.

El pasado viernes, el secretario general de la ONU, António Guterres, demandó el cese inmediato de los combates en Palestina e Israel, y reiteró que solo una solución política sostenible conducirá a una paz duradera.

Por medio de una declaración publicada por su portavoz, Stephane Dujarric, el titular destacó que la escalada militar en curso causa gran sufrimiento y destrucción.

Esos enfrentamientos se cobraron decenas de vidas civiles, incluidos, trágicamente, muchos niños, lamentó el diplomático portugués.

'Los combates pueden desencadenar una crisis humanitaria y de seguridad incontenible y fomentar aún más el extremismo, no solo en el territorio palestino ocupado e Israel, sino en la región en su conjunto.'

Guterres recalcó que las partes deben permitir que se intensifiquen los esfuerzos de mediación, con miras a poner fin inmediatamente a los enfrentamientos.

La ONU participa activamente en tales acciones, las cuales son cruciales para entregar la ayuda humanitaria que tanto necesitan las personas afectadas en la Franja de Gaza, indicó.

Aunque los miembros del Consejo de Seguridad y la mayor parte de la comunidad internacional apoyan la solución de dos Estados: Israel y Palestina, y rechazan la ocupación e intentos anexionistas de Tel Aviv, Washington ha obstruido por años los esfuerzos diplomáticos al respecto.

En numerosas oportunidades, Estados Unidos ejerció su derecho al veto en el Consejo para impedir la aprobación de resoluciones que se oponen a las acciones de Tel Aviv y condenan su expansión por territorio palestino, lo cual es considerado ilegal y violatorio del derecho internacional. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *