logo

Camagüey, 19 may.- El director del Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología en la provincia, Juan Jesús Llambías Peláez, ratificó este miércoles la existencia frecuente en Camagüey de la cepa sudafricana del virus SARS-CoV-2, de acuerdo con lo detectado en análisis del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí.

Muestras que se habían recolectado en semanas anteriores, revisadas a profundidad en los laboratorios capitalinos para diferenciar las cepas, se corresponden con la mutación sudafricana, una de las más agresivas.

Juan Jesús Llambías Peláez, director del Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología en Camagüey

Las selecciones nasofaríngeas identificadas con tal característica se habían obtenido en los municipios de Minas, Nuevitas y Camagüey, en este último sobre todo en las áreas de salud Centro y Previsora, y la frecuencia con que aparecieron no es baja, por lo que se trata de otro motivo para extremar la prevención.

Llambías Peláez aseveró, por tanto, que la COVID-19 constituye un elevado peligro en el territorio, con una alta tasa de incidencia sostenida de entre 60 y 70 por cada cien mil habitantes, y cifras que no apuntan a buenos augurios en el presente mes.

Hasta el más reciente cierre se habían confirmado en mayo 798 nuevos casos, número que supera ampliamente el del mes de abril y que está próximo a superar el de febrero, segundo de mayor cantidad de positivos, por lo que mayo pudiera ser el mes de más alta incidencia desde el inicio de la pandemia.

La tendencia al ascenso se agudiza con 358 confirmados en la última semana, superada solo por otras dos semanas en todo el año, y los enfermos de los últimos 15 días han generado más de cinco mil contactos, lo que ofrece una idea de cuánto se puede haber propagado la pandemia en ese período.

En cuanto al evento del Hospital Clínico Quirúrgico Docente Manuel Ascunce Domenech, el especialista explicó que, como se había informado, ya no hay transmisión demostrada ni positividad dentro de la Sala de Cuidados Intermedios, y que se mantiene la fase de vigilancia, a la que le resta aproximadamente una semana hasta declarar el cierre del incidente.

Casi seis mil 500 muestras se analizaron asociadas a dicho evento, y los resultados positivos fueron de 74, de ellos 39 trabajadores, 27 pacientes y ocho acompañantes.

El doctor agregó que en la institución permanecen dos servicios con restricciones más severas, el de la mencionada unidad de cuidados y el de la atención a la sintomatología respiratoria, donde se reciben los pacientes con mayor probabilidad de padecer el SARS-CoV-2, de modo que en ambos casos los médicos y todo el personal laboran durante 14 días y luego se examinan y aíslan por igual período.

En el hospital se le ha realizado PCR a la totalidad de los trabajadores, con detección de varios positivos aislados, de cuyos contagios no se ha probado relación alguna con el incidente anterior, teniendo en cuenta que son de los que salen a diario e interactúan con la comunidad.

No obstante, se mantiene la vigilancia sobre todos ellos y los pacientes que ingresan a la instalación.

Asimismo, Llambías apuntó que se detectaron varios casos en el Hogar de Ancianos Monseñor Adolfo Rodríguez, donde se toman nuevas medidas y se mantiene la observación sobre trabajadores y adultos mayores.

La situación epidemiológica de la provincia es inestable y al tiempo que avanza la intervención sanitaria en el grupo determinado del sector de la salud, la responsabilidad y la prevención continúan como las vacunas más recomendables. (Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte) (Fotos: Internet y de la autora)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *