logo


La Habana, 20 may.- Como parte de las iniciativas que anteceden a la Conferencia Mundial de Educación Superior, prevista para octubre, tuvo lugar la víspera el foro virtual Impacto de la COVID-19 sobre la Educación Superior, con profesores de universidades extranjeras y de las Ciencias Médicas del país.

Los ponentes insistieron en que el virus del SARS-CoV-2, causante de esa pandemia, impuso retos y cambió los modelos tradicionales de aprendizaje, al recurrir a los cursos online como vía principal para continuar con el ejercicio docente.

Según lo debatido en el encuentro, tanto en las universidades cubanas como extranjeras, fue necesario adaptar los planes curriculares para asumir los contenidos y orientaciones, continuar con la producción científica y fomentar la resiliencia en profesores y educandos.

En el foro se llamó a invertir en las tecnologías de la información, pues el desarrollo científico-académico es una unidad indisoluble, los adelantos tecnológicos ofrecen mayores posibilidades y en ellos radica gran parte del futuro de la educación superior, como se ha demostrado durante la pandemia.

Desde el contexto cubano se acudió a la educación a distancia empleando plataformas interactivas, medios audiovisuales y recursos educativos que refuercen los contenidos teóricos, potenciando el papel de los estudiantes y el trabajo colaborativo, señaló Raquel Pérez Recio, especialista en Segundo Grado en Medicina General Integral y del Departamento Metodológico de la Dirección de Docencia Médica del MINSAP.

Además, se han utilizado herramientas que permiten la comunicación entre profesores y estudiantes, el envío de materiales y el apoyo de la enseñanza no presencial, a través de dispositivos móviles y redes sociales, entre ellas Whatsapp y Telegram.

Expresó que muchos son los retos para la docencia médica, por lo que instó a continuar el perfeccionamiento de los contenidos digitales para su montaje en las plataformas interactivas, incrementar la preparación metodológica de los profesores en el desarrollo y utilización del Entorno Virtual de Aprendizaje.

Pérez Recio llamó a estimular las  investigaciones relacionadas con la tecnología educativa.

De igual forma, representantes de todas las facultades y universidades de Ciencias Médicas cubanas hicieron un recorrido por el quehacer docente-educativo en estos 14 meses, cuando estudiantes y profesores se vincularon al trabajo comunitario integral para detectar casos sospechosos al nuevo coronavirus, a través de la pesquisa diaria.

Asimismo, formaron parte de las brigadas que estuvieron en centros de aislamientos y zona roja, participaron en el envase de hipoclorito y soluciones alcohólicas, y la difusión de mensajes educativos relacionados con la percepción de riesgo, el cumplimiento de las medidas higiénicas y sanitarias y el uso correcto del nasobuco.

Los educandos de Ciencias Médicas también se han unido a la intervención sanitaria con los candidatos vacunales cubanos que se desarrolla en el país, a actividades teóricas a distancia, investigaciones y a la creación medios audiovisuales para intercambio estudiantil.

Estos procesos, al decir de Nidia Márquez Morales, vicerrectora de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, fortalecen el protagonismo de los futuros profesionales en los espacios virtuales, el empoderamiento en las decisiones sanitarias y un mejor uso del enfoque epidemiológico en el enfrentamiento a situaciones que afectan la salud.

Igualmente, incrementa el sentido de pertenencia con la comunidad y el reconocimiento a los procesos que se ejecutan desde la Atención Primaria de Salud.

Por su parte, Natacha Lescaille Elias, especialista del propio Departamento Metodológico del MINSAP, se refirió a la educación interprofesional, que se produce cuando los estudiantes o miembros de dos o más profesiones aprenden entre y con ellos para mejorar la colaboración, los servicios y la calidad de la atención en salud a la población.

Esta forma de enseñanza se ha evidenciado durante los meses de enfrentamiento a la COVID-19 en el trabajo comunitario integral,  y actualmente el mayor reto radica en ver los procesos formativos, la preparación del claustro, y las investigaciones para solucionar problemas de salud con un enfoque interprofesional, que fortalezca los sistemas de salud y mejore la atención a la población.

Durante el foro, dirigido por la doctora Heidi Soca González, jefa del Departamento Docente Metodológico del MINSAP, intervinieron profesores del Instituto Superior de Danza “Alicia Alonso”, de la Universidad Rey Juan Carlos, de Madrid; de las universidades españolas de Sevilla, Granada y Almería, así como de la Nacional Autónoma de México y Autónoma de Santo Domingo, entre otras. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *