logo


Buenos Aires, 20 may.- El médico de cabecera del exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, Leopoldo Luque, y otras seis personas, fueron imputados y llamados a indagatoria, acusadas por homicidio con dolo eventual.

Según reportaron varios medios de prensa, entre ellos la agencia Télam, las declaraciones comenzarán a tomarse desde el próximo 31 de mayo y los fiscales también solicitaron que se les prohíba a todos su salida del país.

Entre los acusados aparecen además la psiquiatra Agustina Cosachov y el psicólogo Carlos Díaz, los enfermeros Dahiana Madrid y Ricardo Almiron junto a su jefe Mariano Perroni y la médica Nancy Forlini, encargada de coordinar la internación domiciliaria del exastro tras la operación por un hematoma subdural que le practicó el propio Luque.

La decisión de los fiscales fue tomada tras los resultados arrojados por los 11 peritos oficiales que integraron una junta médica, determinante para ver si hubo mala praxis que llevaran a la muerte al D10S.

El informe de la junta precisa que el trabajo del equipo a cargo de la salud de Maradona 'fue inadecuado y deficiente'. El 22 de diciembre del pasado año los estudios toxicológicos practicados por la Policía Científica argentina al cuerpo del exfutbolista, fallecido un mes antes, arrojaron la inexistencia de alcohol o drogas, y aún siguen las investigaciones sobre una presunta negligencia médica. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *