logo

La Habana, 20 may.- Con la pandemia de COVID-19, el término ensayo clínico resulta más popular entre la población de Cuba, una metodología de investigación utilizada por primera vez en 1747 y que hoy celebra su día internacional.

La red cubana de información para la salud (Infomed) resaltó que esta conmemoración tiene el objetivo de dar a conocer al público en general en qué consiste la labor de la investigación para conseguir una vacuna o un medicamento.

Según precisó, esta fecha se escogió como un homenaje al primer ensayo clínico de la historia realizado por el médico escocés James Lind en 1747, que sentó las bases para la investigación clínica.

Por su parte, el Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba explicó que un ensayo clínico es una metodología de investigación que se realiza con la participación de seres humanos como voluntarios para evaluar el efecto de una intervención de medicamentos, células y otros productos biológicos.

También procedimientos quirúrgicos, radiológicos, equipos o dispositivos médicos, tratamientos conductuales y atención preventiva ante un problema de salud concreto.

La entidad sanitaria indica que a esta etapa de la investigación se llega una vez vencidos los estudios preclínicos (de farmacología y toxicología) en células y luego en animales de laboratorio, los de formulación y estabilidad del producto farmacéutico, a partir de regulaciones establecidas previamente.

Consta de cuatro fases y la primera de ellas busca evaluar la seguridad del producto, identificar reacciones adversas y si son tolerables o no por los seres humanos, es decir evaluar los posibles riesgos.

Para la segunda se estudia el efecto (respuesta inmune en el caso de vacunas), las dosis y los eventos adversos, es decir la seguridad, que está presente en todo momento.

La tercera fase se enfoca en la eficacia clínica del producto y en ella se solicita el registro sanitario del medicamento; mientras en la cuarta, que ya sería pos registro, se evalúa la efectividad.

Cuba desarrolla cinco candidatos vacunales antiCOVID-19 y utiliza varios medicamentos propios en la atención a personas diagnosticadas con la enfermedad, todo ello avalado en estudios científicos sobre los cuales las autoridades sanitarias e investigadores han ofrecido información detallada a la población. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *