logo

Camagüey, 20 may.- Más de 200 trabajadores del Turismo en Camagüey comenzaron a recibir la primera dosis del candidato vacunal Abdala, como parte de la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgos que se lleva adelante en el país.

El doctor Oneisy Formentín Sotolongo, al frente del equipo que desarrolla este proceso en varias de las instalaciones de la capital agramontina, reconoció la importancia de que ese personal se incluya en la intervención, por estar en contacto directo con otros individuos que igualmente son altamente susceptibles de contraer la COVID-19.

Por esa razón, de acuerdo con Yunesky Canteli González, delegada del ministro del Turismo en la provincia, reciben Abdala en sus hombros, quienes laboran en lugares que hoy funcionan como centros de aislamiento para profesionales de la salud, viajeros internacionales o contactos de casos positivos.

Merlin Álvarez González, directora del Hotel Plaza, de la sucursal Islazul, dijo que desde el pasado 6 de febrero están en la primera línea de enfrentamiento a la pandemia, pues allí reciben a viajeros del exterior. “Tener a Abadala no significa el descuido de los rigurosos protocolos que hasta ahora nos ha impedido el contagio de alguno de los trabajadores”.

Juan Carlos Varcacia Rivero, jefe de servicios técnicos, y Odalys Lastre, jefa de recepción, estuvieron entre los beneficiados con el candidato vacunal, y en particular ella resaltó que representa un orgullo, además, sin costo alguno. “Es un paso más a favor de la vida. No me dolió nada, la enfermera tiene una mano maravillosa”.

Por su parte, Anamaris García Olivera, directora del Hotel Puerto Príncipe, también de Islazul, donde transcurre la necesaria cuarentena de médicos, enfermeros y técnicos del Hospital Militar Octavio de la Concepción y la Pedraja, expresó que este hecho es un privilegio, muestra de la humanidad de la Revolución cubana.

Guillermo Aguilera Villalobos, agente de seguridad, explicó que ahora se siente más seguro y protegido, sobre todo por padecer enfermedades de riesgo como la diabetes y la hipertensión arterial, que al estar controladas se le pudo administrar la sustancia. “Hasta ahora me siento bien”, confirmó.

En tanto, Daily Ruiz Fernández, especialista en gestión económica, resaltó que lo primero que hizo, después de recibir la dosis, fue llamar a su familia. “Estaba muy contenta, y ellos también.”

Luego de la entrevista inicial con cada uno de los sujetos, la evaluación de los criterios de inclusión y el examen físico, se administró la dosis y al cierre de esta información, no se habían presentado eventos adversos.

Además de los hoteles Plaza y Puerto Príncipe, se incluyen en la intervención sanitaria el Isla de Cuba, esos tres de la sucursal Islazul; el Santa María, del Grupo Cubanacán; y los campismos populares, entre otros alojamientos cuyos trabajadores se encuentran en la zona roja de enfrentamiento a la COVID-19.

Durante el último año, el personal de la industria del entretenimiento ha sido decisivo en el combate contra el SARS-CoV-2, pues varios de sus inmuebles fungen desde entonces como centros de aislamiento, razón más que suficiente para que Abdala llegue a ellos, entre los primeros. (Texto y fotos: Juan Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *