logo

Camagüey, 21 may.- Más de 31 mil camagüeyanos recibieron la primera dosis del candidato vacunal antiCOVID-19 Abdala, como parte de la intervención sanitaria desarrollada en grupos de riesgo, fundamentalmente del sector de Salud Pública.

El proceso de inmunización se efectúa en 44 sitios dispuestos en los 13 municipios, con la inclusión de trabajadores del ramo y estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, mayores de 19 años, declaró a la prensa Sonia María González, jefa de Atención Primaria de Salud en la Dirección Provincial de Camagüey.

Diseñado en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana, el inmunógeno alcanzará en las próximas horas a más de 37 mil ciudadanos de la región agramontina, cuando concluya la primera fase comprendida en su esquema de su administración.

Pons, director de Salud Pública en el territorio, comentó recientemente a la prensa que se cuenta también con dos mil dosis para vacunar a personal de otros organismos, pero igualmente enfrascado en el enfrentamiento a la pandemia en centros de aislamiento, y otras poblaciones de riesgo.

Más de 200 trabajadores del turismo en Camagüey son favorecidos desde hoy con Abdala, pues se desempeñan en instituciones acondicionadas para el aislamiento de profesionales de la salud, de viajeros internacionales o contactos de casos positivos al nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Por ello, participan en la intervención sanitaria quienes laboran en los hoteles Plaza, Puerto Príncipe e Isla de Cuba, pertenecientes a la sucursal Islazul, el Santa María, del grupo Cubanacán, y las bases de la Empresa Provincial de Campismo Popular, entre otros alojamientos, reporta la emisora Radio Cadena Agramonte.

A decir de Merlin Álvarez, directora del “Plaza”, vacunarse con Abdala no significa descuidar los rigurosos protocolos que hasta ahora han implementado para evitar el contagio con la enfermedad de los trabajadores de la unidad, la cual acoge a personas procedentes del exterior del país durante su periodo de cuarentena.

Por su parte, Anamaris García, su homóloga en el “Puerto Príncipe”, resaltó el privilegio de beneficiarse con el inmunógeno, una muestra de la humanidad de la Revolución.

A partir de los resultados de seguridad e inmunogenicidad registrados con Soberana 02 y Abdala, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos aprobó una intervención sanitaria con estos. (Texto y foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *