logo


Camagüey, 22 may.- La vacunación de la población en la provincia de Camagüey se prevé comenzar en junio próximo por grupos etarios, primeramente para las personas del rango de edad de entre 60 a 69 años, con la inmunización de alrededor de 80 pacientes diarios en los consultorios del médico y enfermera de la familia.

 Así refirió Sonia González Vega, jefa de Atención Primaria de Salud en la Dirección  del sector en el territorio, quien en comparecencia televisiva señaló que quienes padecen de enfermedades crónicas pueden beneficiarse con el candidato vacunal anti COVID-19, en dependencia de la valoración de su médico de cabecera, si tiene compensado su padecimiento de base.

Hasta el jueves de esta semana, a 33 mil 319 camagüeyanos se les había suministrado la primera dosis de Abdala, producto generado en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, como continuidad de la intervención sanitaria en la región agramontina, y que involucra, principalmente, a trabajadores de Salud Pública y alumnos de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay.

González Vega especificó que restan pocos profesionales del ramo por la dosis, pues están pendientes de hacerse una prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) al laborar en zona roja, y entre este viernes y sábado se vacunaría el personal de apoyo, tanto en centros de aislamiento como en la primera línea de enfrentamiento a la pandemia.

 La aplicación de la primera dosis debe culminar hoy y de quedar por inmunizarse alguno de esos integrantes  -de los grupos de riesgo-, se continuará el domingo, hasta completar el universo, mientras que comenzará el lunes próximo la administración de la segunda dosis.

 Igualmente, resaltó la seguridad de los candidatos cubanos, pues como son obtenidos sobre la base de proteínas, las reacciones adversas son leves y propias de cualquier vacuna, además ello garantiza elevar la inmunidad y cortar la transmisión de la COVID-19.

La investigadora principal de la intervención sanitaria en Camagüey exhortó a todos los vacunados a mantener la disciplina y cumplir con las normas higiénico sanitarias como el uso del nasobuco, el lavado frecuente de las manos y el distanciamiento social, y enfatizó en la importancia del cuidado de los niños, ancianos y las embarazadas, en tanto toda la población no esté inmunizada. (Con información de ACN) (Foto: Dania Díaz Socarrás/Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *