logo

Camagüey, 24 may.- La provincia de Camagüey se propone este año reparar un total de 15 círculos infantiles como parte de las acciones del territorio para mejorar las condiciones en esos centros y a la vez crear nuevas capacidades a tono con la política demográfica que desarrolla el país.

Del total de instituciones planificadas ya se terminaron dos, Barquito Dorado, en la norteña ciudad de Nuevitas, y La Calesita, perteneciente a Santa Cruz del Sur, este último reconstruido en varias etapas sobre una cimentación más sólida y reabierto en abril último, y que ya beneficia a 100 madres trabajadoras de la comunidad Jesús Suárez Gayol.

Elsides Pérez, jefe del departamento de inversiones en la Dirección Provincial de Educación, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que actualmente diferentes brigadas trabajan en el círculo Lidia Doce y Sol Luminoso, ambos en esta urbe capital, y el Flor de la Caña, situado en la comunidad de Haití, de Santa Cruz del Sur.

Las faenas de manera general comprenden el mejoramiento de salones, de la carpintería de los locales, de los techos, así como la reparación de instalaciones hidráulicas, eléctricas y sanitarias, teniendo en cuenta los años de funcionamiento y el deterioro de sus distintas áreas.

A través de la rehabilitación de los 15 centros de la primera infancia, Camagüey aspira a contar con 200 nuevas capacidades, según afirmó el directivo, y argumentó que para ese programa se destinó un monto de más de cinco millones de pesos.

En el primer cuatrimestre del calendario y lo que va del presente mes, ejecutaron varias de las labores previstas, y en otras han comenzado, en medio de las limitaciones de recursos derivadas de la contingencia sanitaria de la COVID-19 y la situación económica internacional, ante lo cual se han modificado los cronogramas de ejecución, explicó.

Para el mes de junio el sector prevé empezar nuevas obras, a partir de una esperada mejora de los materiales de construcción y otros insumos necesarios.

Camagüey, la provincia de mayor extensión territorial de Cuba, tiene dentro de sus objetivos retomar el programa de las Casitas Infantiles, aprobado en marzo último por el Consejo de Ministros, y que constituye una alternativa de atención para hijos de madres y familias vinculadas a entidades de la producción y los servicios, en locales habilitados por estas.

Hoy dispone de 66 círculos infantiles y una matrícula de más de ocho mil 300 menores. (ACN) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *