Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Domingo, 26 de Septiembre de 2021

¡A nuestra Revolución, a nuestro pueblo y a nuestro Partido no podrán subestimárseles jamás!”


Estudian impacto de la COVID-19 en estudiantes y profesores cubanos

Silvia María Navarro Quintero, directora del Instituto Central de Ciencias PedagógicasLa Habana, 25.- Con el apoyo de la dirección del país se creó un grupo de trabajo para investigar el impacto de la pandemia en niños, adolescentes y jóvenes cubanos, así como en los trabajadores del sistema educacional, señaló Silvia María Navarro Quintero, directora del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas.

En el programa informativo Mesa Redonda explicó que se potenciaron estudios en ese sentido, de conjunto con el Centro de Neurociencias, la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, el Ministerio de Salud Pública, y la Facultad de Psicología y el Centro de Estudios Demográficos, ambos de la Universidad de La Habana.

Precisó que establecieron tres etapas de trabajo, en correspondencia con los períodos pandémicos en la nación, y seleccionaron 182 estudiantes de diversos niveles educativos y de todo el territorio nacional.

Navarro Quintero añadió que determinaron las dimensiones e indicadores de análisis, y en un segundo momento se incorporaron a docentes y familiares, para posteriormente proponer estudios de profundización a partir de los resultados.

La muestra se estratificó en tres grupos: los estudiantes que padecieron la enfermedad, quienes no la tuvieron pero sí un vínculo con familiares o personas allegadas que enfermaron o fallecieron, y aquellos sin vínculos, detalló la panelista en la Mesa Redonda Informativa.

Comentó que las evaluaciones revelaron manifestaciones de ansiedad, miedo, tristeza e inquietud en la totalidad de los sujetos, y la aparición de exceso de apego y obsesiones relacionadas con la información sobre la enfermedad.

Un aspecto interesante, agregó la especialista, fue que los estudiantes sin vínculos presentaron mayores afectaciones en la dimensión de las emociones, y superiores alteraciones en las normas del comportamiento, lo cual merece una profundización muy seria.

La directiva acotó que acorde con esas investigaciones debe concebirse la manera de organizar la escuela para la nueva normalidad, y la reincorporación de los alumnos, con especial seguimiento al componente emocional.

Con vistas a ello, dijo que existen centros de diagnóstico y orientación y especialistas, pero se requiere un tratamiento integrado y multifactorial, dirigido también a lograr la efectividad de las adaptaciones curriculares.

Insistió en que es preciso tener en cuenta la heterogeneidad en cada territorio, las características emocionales y experiencias de los docentes, y que este proceso puede comprometer más de un curso escolar.

Finalmente, enfatizó en la importancia de un adecuado diagnóstico cuando se reanude el período lectivo, en la responsabilidad de los maestros de adaptar el currículo educativo a su aula y de potenciar el trabajo en ciclos, así como las clases de consolidación, ejercitación, sistematización y repaso de contenidos. (ACN)

294 0

Deja un comentario

Encuéntranos en:

Calle Cisneros #310, Camagüey, Cuba

(+53) 32 29 86 73

rcadigital@rcagramonte.icrt.cu

© Radio Cadena Agramonte. Todos los derechos reservados