logo

Camagüey, 27 may.- En Camagüey han aumentado en las últimas semanas los niños contagiados con la COVID-19 y los adultos menores de 60 años que llegan a estados graves y críticos.

Juan Jesús Llambías Peláez, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, alertó sobre comportamientos observados de manera reciente en el territorio, donde en lo que va de año se han contagiado 452 niños y ahora hay 35 con el virus activo.

Al respecto, insistió en la responsabilidad de los adultos, el peligro de la positividad y las secuelas en edades pediátricas, y recordó que el Decreto-Ley 31 recoge sanciones penales también dirigidas al incumplimiento del cuidado de los infantes.

También apuntó que por estos días se ha incrementado la cantidad de hombres y mujeres menores de 60 años que llegan a estados de gravedad producto al impacto del virus.

Ahora mismo, nueve pacientes reciben la atención en las salas de terapias de los hospitales camagüeyanos, y solo uno sobrepasa las seis décadas de vida. Tienen edades inferiores todos los hospitalizados en estado grave y cuatro de los críticos, e incluso resaltó que uno de ellos es de apenas 35 años.

El doctor comentó que este cambio puede estar relacionado con la incidencia de la cepa sudafricana en la demarcación, por su probable capacidad de transmisión y agresividad mayores a las anteriores.

Además, precisó que el evento del Hospital Clínico Quirúrgico Manuel Ascunce Domenech continúa sin nuevos casos, y el Servicio de Intermedia volvió a la normalidad en la recepción de pacientes; no obstante, se mantienen las rotaciones del personal cada 14 días,  mientras se espera a que la vigilancia concluya y cierre el evento el domingo venidero.

También en el área de atención a la sintomatología respiratoria del centro solo cambian los trabajadores cada dos semanas, con los correspondientes aislamientos y exámenes de PCR antes de volver a casa, y se mantiene el análisis de muestras de personas de otras áreas, donde los casos positivos detectados tienen hasta el momento fuente de infección en la comunidad.

Asimismo, en el Hogar de Ancianos Monseñor Adolfo Rodríguez se esperan los últimos resultados de PCR, pero luego de los casos iniciales detectados, hasta la pasada semana, no se han identificado nuevos positivos y todos los contactos fueron debidamente aislados.

Llambías añadió que los municipios de Minas, Camagüey y Vertientes, en ese orden, se mantienen con las tasas de incidencia más elevadas, por encima de la media de la provincia, que con ese indicador en 67,1 y escasas variaciones está en una especie de meseta elevada.

En el caso de Sierra de Cubitas aseveró que preocupa la tasa de 67,1 por ser muy superior a la de 20 por cada cien mil habitantes, permisible para la fase de nueva normalidad en que se encuentra la demarcación, que se había mantenido casi sin positivos autóctonos a la COVID-19. (Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte) (Foto: Cubasí/ Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *