logo


La Habana, 29 may.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, inauguró la víspera la exposición Médicos y no bombas, tributo cultural a las brigadas internacionalistas de profesionales de la salud, desde la Casa de las Américas de La Habana.

El mandatario de la nación caribeña participó también en la presentación del libro Diario de Turín. La solidaridad en tiempos de pandemia, del ensayista Enrique Ubieta y que resulta un compendio de crónicas, reflexiones y entrevistas sobre la experiencia del contingente Henry Reeve en esa ciudad italiana.

Además de las vivencias de los médicos en esa nación europea durante el enfrentamiento al coronavirus SARS-CoV-2, el volumen refleja las prácticas de otros grupos presentes en varios continentes del mundo pues como refiere su autor: 'en un país casi totalmente volcado en acciones de solidaridad cuesta mucho señalar a un grupo específico de héroes'.

El texto, según refiere el portal de la Casa de las Américas, narra en 300 páginas el combate de los colaboradores cubanos contra la muerte real, en los momentos más terribles de la pandemia de Covid-19 y constituyó un ejercicio profesional y de reflexión para el reportero sobre nuestro proyecto social y humanista.

La doctora Graziella Pogolotti afirmó en el prólogo del libro que fue “un cálido aliento, frente al costado oscuro de la realidad” y la narración alude también al árbol, junto al hospital de Turín, colmado de cintas como representación simbólica de las vidas salvadas por los profesionales cubanos y otras personas solidarias.

Por su parte, el nombre de la muestra recuerda la frase del líder Fidel Castro, quien aseguró que Cuba enviaría médicos y no bombas a los más oscuros rincones del planeta.

Casa de las Américas reconoció desde su página web el particular significado de acoger ambas iniciativas culturales en la sala Che Guevara, espacio de permanente homenaje al médico y revolucionario, símbolo internacional de altruismo e internacionalismo.

Junto al Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, estuvieron otros dirigentes gubernamentales y representantes de los miles de cooperantes sanitarios que, desde hace más de cinco décadas, trasladan hacia diversos escenarios el mensaje solidario de la Revolución. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *