logo

Camagüey: el sector del transporte es ejemplo de resistencia ante el bloqueo (+ Fotos y Post)



Por Gleibis Gómez Durva/Radio Cadena Agramonte.

En medio de una compleja situación -agudizada por la pandemia de COVID-19 y el injustificado bloqueo impuesto por sucesivas administraciones estadounidenses al pueblo cubano-, los trabajadores del sector del transporte en Camagüey no descansan en el empeño de optimizar los servicios y lograr una mayor sostenibilidad.

Muestra fehaciente es el esfuerzo para la recuperación de ómnibus destinados al servicio urbano en la capital provincial, labor que han impulsado gracias al ingenio y la inventiva de mecánicos, técnicos, especialistas y de todo un personal cuya principal meta es buscar soluciones.

Ómnibus Rígidos de la marca Yutong y articulados de gran porte  se han reparado en el Combinado Pedro Soto Alba de esta provincia, lo que ha permitido aliviar los principales corredores dentro de la urbe agramontina, la tercera más poblada de Cuba.

Gracias a la labor de los innovadores, la mayoría de las piezas que se utilizan en las reparaciones de esas guaguas se fabrican y recuperan en los talleres Jesús Menéndez e Ignacio Agramonte, ambos pertenecientes a la Empresa Provincial de Transporte.

En tanto, es significativo el quehacer en el sector ferroviario para contribuir al ahorro de recursos e insumos, ante las restricciones para su adquisición en el mercado internacional debido a la crisis económica provocada por la pandemia, y el recrudecimiento del genocida bloqueo contra la Isla antillana.

 Luis Lázaro González Mustafá, presidente del Comité de Innovadores y Racionalizadores (CIR) en los talleres ferroviarios en la provincia de Camagüey, resaltó el aporte de mecánicos, soldadores y técnicos que integran esa organización.

Añadió que durante la actual etapa se intensifican trabajos relacionados con la rescate de piezas para la vida útil del ferrocarril, lo que contribuye a reducir la compra de piezas en el extranjero.

Alrededor de 70 trabajadores forman parte del CIR en los talleres camagüeyanos de ferrocarriles y la mayoría son experimentados innovadores con trabajos relevantes que tributan a la sustitución de importaciones.

A ello se suma el personal del área de fundición, el que ante la necesidad de adquirir piezas de repuesto en el mercado internacional, responde con la elaboración de diferentes accesorios de suma importancia para el funcionamiento del sistema de ferrocarriles en Cuba. Allí también se funden otras piezas esenciales para la reanimación de viejas locomotoras, vagones y coches inactivos.

Tanto en los talleres de la Empresa Provincial de Transporte como en el complejo ferroviario agramontino ahora la tarea más novedosa es la modificación de añejas carrocerías de ómnibus para convertirlas en ferrobús, modalidad que permitirá aliviar la transportación pública hacia comunidades de difícil acceso del territorio, y es este otro incuestionable ejemplo de resistencia ante el bloqueo impuesto por Estados Unidos. (Fotos: Archivo/ACN y varios autores)

La mayoría de las piezas que se utilizan en las reparaciones de los medios de transporte en Camagüey se fabrican y recuperan en los talleres del territorio.



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *