Jueves, 29 de Julio de 2021
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Jueves, 29 de Julio de 2021
Lunes, 31 de Mayo de 2021 - 01:09:08 | 395 | |

El bloqueo de Estados Unidos agrede a la familia cubana

En este artículo: Camagüey, Cuba, Estados Unidos, bloqueo, familia, Pedro Paneque Ruiz



Por Pedro Paneque Ruiz/ Radio Cadena Agramonte.

Nada escapa de la malignidad del bloqueo de Estados Unidos a Cuba, y en esa agresión, que transita ya por su sexta década, la familia cubana es una de las principales víctimas de los perjudiciales efectos del cerco económico, comercial y financiero, mantenido y recrudecido actualmente por los gobernantes yanquis, no importa si son del bando azul, demócratas, o rojos, republicanos, pues son detritus del mismo tazón de noche.

Infinidad de ejemplos de la negativa medida se pueden exponer y se palpan desde las más populosas ciudades cubanas hasta los más apartados rincones del campo, en los que no obstante la genocida acción, se crean y mantienen servicios sin costo alguno de salud y educación, se entregan tierras en usufructo gratuito, y hay empleo seguro en empresas agropecuarias estatales, entre otros beneficios, componentes del sostén de la férrea voluntad de resistencia ante el flagelo, de la inmensa mayoría de los cubanos.

No soy dado a presentar ejemplos personales ante cuestiones que me atañen, pero en este caso, por ser víctima en no poca medida de la ofensiva ley estadounidense, me someto a citar elementos generados por el bloqueo que han atentado contra mi vida, y que gracias a la medicina cubana revolucionaria y socialista, he librado y he sido puesto de alta para seguir combatiendo la abusiva legislación yanqui, aprobada por su gobierno, en flagrante demostración de injerencia extraterritorial.

Después de varias intervenciones quirúrgicas oftalmológicas y tras un diferenciado proceso para tratar una catarata traumática y un posterior glaucoma, transcurso muchas veces lastrado por falta de medicamentos adecuados “gracias” al omnipresente bloqueo, fui sometido a  la enucleación del ojo izquierdo, que también se vio afectada por la falta del correspondiente hilo para sutura, de nuevo “gracias” al cerco estadounidense.

Para suerte mía, y como la de todos los cubanos, la interrelación de instituciones del sistema de salud pública encontró un similar y fui operado, como es usual, sin pagar un centavo, aunque también en ese lance salí ganando un cariñoso sobrenombre debido a mi condición, que para nada ha entorpecido o acomplejado mi existencia, todo lo contrario, pues desde los tres años no veía de ese ojo y había adquirido habilidades que me han permitido ver con uno solo, lo que muchos con dos no captan.

Lo que sí trastornó mi vida, y vuelvo, “gracias” al bloqueo, fue encontrar la prótesis adecuada para que no se notara la diferencia en los ojos, preocupación y ocupación de especialistas y técnicos que me trataron, hasta que en el Hospital Militar Carlos J. Finlay, de La Habana, se halló la adecuada y allí me hicieron el proceso, algo molesto y doloroso, de dilatar los músculos para poder usar la prótesis correspondiente, que permite nuevamente funciones como el parpadeo o el flujo lagrimal por la vía natural, además de mantener la estética. Por cierto, he indagado sobre precios de esos aditamentos y sobrepasan los cientos de dólares, y si son hechos personales mucho más; mientras que en países de África no existen, hay que encargarlos, a través de comercios ópticos, a Estados Unidos, Alemania u otras naciones europeas.

En mi tratamiento oncológico no fueron pocos los sucesos ocasionados por el bloqueo, desde acceder a una placa de Rayos X, en déficit, o a una Tomografía Axial Computarizada, con todos los equipos de baja en ese momento en Camagüey, y al trasladarme a una de las instituciones habaneras y ya listo para operarme, no pude ser sometido a la lobectomía porque un equipo indispensable para el proceso quirúrgico se puso de baja por rotura de una de sus piezas, que por cierto estaba comprada en el exterior, pero al tener más del 10 % de su composición de procedencia estadounidense no podía ser trasladada a Cuba, pues constituía violación de la criminal ley de persecución.

Hube de ser operado varios meses después en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR)  cuando era diaria la tos con sangre, la sensación de que me estaban comiendo por dentro, el dolor persistente que no me dejaba dormir y el carcinoma doblaba en tamaño a cuando se descubrió.

No me sonrojo al ofrecer este testimonio como víctima de la bien llamada criminalidad del bloqueo de Estados Unidos a Cuba, pues gracias a la medicina plenamente inclusiva y sin distinción alguna, pude recuperarme y volver a una vida útil, pero consciente de que muchos otros compatriotas no lo lograron, pues murieron al no llegar a tiempo el medicamento o equipo negado, aunque es justo reconocer la voluntad de resistencia y solución que ha sedimentado entre nosotros el bloqueo norteamericano, a partir de la firme decisión de enfrentar y burlar el cerco, demostrada durante 60 años, y que nos nace desde las entretelas de convicción mambisa y fidelista. (Foto: Internet)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Julio 2021
DoLuMaMiJuViSa
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2021, Camagüey, Cuba.