logo

La Habana, 31 may.- Como un paso importante en la ampliación de los vínculos académicos y científicos fue calificada la firma, este lunes, de un convenio de cooperación entre la Fundación Universitaria para la Innovación y el Desarrollo, de la Universidad de La Habana (UH), y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

Se trata del proyecto Estudio para la compilación de datos sobre las necesidades de desarrollo de los recursos humanos para la transformación económica y social en Cuba, el cual fue rubricado en el Edificio Varona, de la casa de altos estudios capitalina.

Vilma Hidalgo de los Santos, directora de la Fundación, señaló que el acuerdo contribuirá significativamente al desarrollo de la nación cubana a partir de la identificación de las áreas donde la cooperación puede aportar más para el despliegue de las capacidades en el país,  en acompañamiento a los cambios del modelo económico para 2030.

Así lo ratificó Tatsuhiro Mitamura, presidente de la Oficina de JICA en Cuba, quien dijo estar muy orgulloso de este contrato que marcará el inicio de una sólida colaboración entre ambas instituciones, con el apoyo de un excelente grupo de economistas y profesores. 

Significó, además, la importancia de la investigación en aras de orientar adecuadamente futuras programas de cooperación conjunta entre las autoridades cubanas y japonesas.

María Victoria Villavicencio, directora de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación Superior, insistió en que el trabajo entre los dos países ha transitado por favorables experiencias en los últimos años y la firma este lunes constituye un paso más en la ampliación de los vínculos académicos y científicos.

Tras la confirmación oficial del convenio se realizó un taller con representantes de la Facultad de Economía de la UH, del Centro de Estudios de la Economía Cubana,  del Jardín Botánico Nacional y especialistas de la Fundación.

En ese momento se evaluaron posibles esferas de trabajo en los ámbitos macro-económico, de política social, seguridad alimentaria y desarrollo industrial, con prioridades en el sector de la agricultura, la salud, el medio ambiente, lo social y la economía sostenible.

La colaboración entre Cuba y JICA comenzó en los años 60, a través de la capacitación en Japón mediante becas otorgadas a profesionales activos cubanos en diversos sectores, a lo cual se sumaron la llegada de expertos del país asiático al territorio nacional, y las investigaciones e implementación de proyectos de cooperación técnica.

Desde aquellas fechas se ha puesto en práctica la transferencia de conocimientos y habilidades a profesionales en varias áreas de los servicios públicos, correspondientes a las necesidades del desarrollo económico y social en la nación caribeña.

Con la visita del entonces Primer Ministro Shinzo Abe a Cuba, en 2016, hubo un impulso en las relaciones bilaterales, y  dos años después se inauguró la oficina de JICA en La Habana. 

La Fundación de la UH constituye una institución sin fines de lucro y tiene el propósito de servir de interface entre la universidad con entidades de Ciencia, Tecnología e Innovación, productivas y de servicios, y otras, al igual que las personas naturales y jurídicas relacionadas.

También busca impulsar proyectos sostenibles de alto impacto en el desarrollo socioeconómico del país, transferir conocimiento a través de alianzas Universidad-Empresa para fomentar nuevos productos, tecnologías y servicios, así como empresas de base científico tecnológica, transferir tecnologías, en especial cesiones y licencias de derechos sobre bienes intangibles. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *