logo

Exhorta Díaz-Canel a concretar acuerdos del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba



La Habana, 5 jun.- Le corresponde al Partido Comunista de Cuba (PCC) liderar los procesos, estimular la participación popular y motivar a las personas, de esa manera estaremos alimentando los acuerdos del 8vo. Congreso, expresó este viernes en la capital Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario de esa organización política.

Tales fueron las palabras del Presidente de la República al encabezar un intercambio en la Escuela Provincial del Partido Capitán Orlando Pantoja, acompañado de los miembros del Secretariado del Comité Central, con la participación de cuadros y dirigentes del gobierno y el Estado cubanos, y de las principales autoridades políticas y administrativas de La Habana y sus municipios.

Durante el encuentro insistió en que el Congreso aportó directrices, ideas y conceptos fundamentales y ahora corresponde concretarlos en hechos desde el quehacer en la base, lo cual requiere el perfeccionamiento de todas las estructuras del PCC y el conocimiento de los documentos y aspectos debatidos.

Se refirió, además, a la autoridad moral que caracteriza al Partido, como legado de la generación histórica de la Revolución, lo cual debe consolidarse en un trabajo encaminado a resolver problemas actuales del país, a pesar del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero, y los intentos del gobierno de Estados Unidos para desestabilizar este sistema socialista.

El mandatario mencionó como cuestiones inmediatas a atender la producción de alimentos, el enfrentamiento al delito y la corrupción y a la subversión política ideológica.

Al igual, enfatizó en la necesidad de revitalizar la ejemplaridad en la militancia del PCC, donde adquiera mayor impacto el proceso de crecimiento hacia sus filas como acto de reconocimiento a los revolucionarios con superiores méritos, a partir de lo cual los jóvenes se sientan más motivados y representados.

Díaz-Canel subrayó la importancia de volver a la esencia de esa fuerza política y darle su verdadero significado, y ratificó que el PCC será más democrático en la medida en que propicie la participación popular.

Para ello, dijo que se necesitan cuadros preparados profesionalmente, muy éticos, capaces de hablarle con el corazón al pueblo, de llegar a todos y escuchar los problemas para saber cómo enfrentarlos, siempre con la verdad aunque sea difícil.

La organización de base debe ser la primera en convocar a un debate abierto, libre, franco y sin ataduras, donde se dialogue sobre las preocupaciones de los militantes y se aporte para solucionarlos, acotó.

Agregó que existen las posibilidades para crecer, avanzar y perfeccionar esa labor, priorizando el bienestar y la felicidad de la población desde el socialismo.

En cuanto a la situación por la pandemia de la COVID-19, Díaz-Canel expresó que en estos tiempos complejos hemos resistido creativamente y por tanto, avanzamos, y lo que seamos capaces de lograr ahora con tantas dificultades luego será mucho más fácil.

Aludió que mientras el sistema neoliberal no ha podido enfrentar el nuevo coronavirus y ha predominado el egoísmo de los ricos, Cuba con su solidaridad le ha dado una lección al mundo, a través del envío de médicos a otros países y el desarrollo de medicamentos preventivos y candidatos vacunales.

Por último, convocó a seguir trabajando de manera firme, y con acciones alejadas de la banalidad, la vulgaridad y el odio, como nos enseñó el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Similares apreciaciones realizó el Doctor Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central, quien consideró imprescindible mejorar la vida interna de la organización para un superior desempeño a lo externo, identificar a los integrantes idóneos para la conducción en los núcleos e incrementar la informatización y el vínculo con la ciencia.

En ese espacio Luis Torres Iríbar, primer secretario del PCC en La Habana, presentó la organización del sistema de trabajo en la capital con vistas a dar continuidad a los acuerdos del Congreso, en los cuales se potencia el rol del Partido y la unidad, la incorporación de nuevos miembros, el perfeccionamiento de la política de cuadros, la defensa de la Patria, la actividad ideológica y la democracia.

Como aspectos prioritarios en la economía resaltó el aseguramiento a la consolidación y transformación de la empresa estatal socialista, a las nuevas formas de gestión no estatal y el control y evaluación de las transformaciones del comercio, así como el cumplimiento de las 63 medidas para dinamizar la producción agropecuaria.

Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana, sumó a las prioridades la atención al Programa de Desarrollo Local, el seguimiento a la implementación de la Tarea Ordenamiento, y el fortalecimiento del vínculo de las empresas con las universidades y las entidades de ciencia, tecnología e innovación.

Los miembros del Secretariado recomendaron incentivar la agricultura urbana y suburbana, la política de comercialización de productos agropecuarios, robustecer la gestión de la empresa estatal socialista, aumentar las exportaciones y los encadenamientos productivos y dar especial seguimiento a las entidades de la sideromecánica, la química, la industria ligera y la electrónica.

Indicaron también proseguir en el combate de los precios excesivos y especulativos, promover la calidad del proceso docente educativo, el rol de la ciencia en el Programa de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional y propiciar un debate inclusivo respecto al nuevo Código de la Familia.

En la cita compartieron también sus experiencias dirigentes provinciales de los Comités de Defensa de la Revolución, de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Central de Trabajadores de Cuba, al igual que primeros secretarios de los comités municipales del PCC en La Habana. (Texto: ACN) (Foto: @PresidenciaCuba)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *