logo

Camagüey, 7 jun.- Hace poco más de un año el confinamiento llegó a las familias camagüeyana cuando se comprobó el primer caso de la COVID-19, entonces la prensa local desafió el peligro para llevar a los hogares la noticia inmediata y la información oportuna.

“La realidad para nosotros fue diferente, -reveló Carmen Luisa Hernández Loredo, jefa de Información del periódico Adelante- en la calle era donde teníamos que estar, acompañando a la sociedad, explicándoles lo que pasaba y enseñándoles a través de expertos como vivir la etapa de pandemia”.

De esa forma la zona roja se convirtió en el campo de batalla de algunos y encontrar historias reales fue de las principales encomiendas; así cuando llegó la noticia de la intervención sanitaria con el candidato vacunal Abdala en grupos vulnerables, saberse escogidos significó un gran orgullo para los trabajadores de la prensa en Camagüey.

“Recibir esta vacuna es una forma más de sentirse seguro, representa la esperanza a la inmunidad ante una pandemia que ha encerrado al mundo, que ha cambiado las rutinas”, precisó el periodista de la televisión agramontina Roberto Carlos Serrano Prieto.

 

Camarógrafos, productores, especialistas de programación, periodistas, locutores, fotorreporteros, choferes, técnicos de sonidos y personal de los medios de difusión completaron los cerca de 150 trabajadores en recibir la segunda dosis del candidato vacunal Abdala.

Al respecto comentó Yanais Vega Bacallao, periodista de la Agencia Cubana de Noticas: “la pandemia trajo nuevas dinámicas, que de una manera u otra nos expuso, sin embargo, ahora que estamos vacunados es un compromiso doble, de seguir trabajando sabiéndonos más seguros”.

Un total de dos mil dosis llegaron a la tierra del Mayor, con el objetivo de inmunizar a la población gracias a una quimera que tiene sus bases en la ciencia cubana, sobre lo que precisó Fidel Alejandro Manzanares, corresponsal de Prensa Latina en Camagüey.

“Desde la primera dosis fuimos con confianza en la medicina cubana, y estamos agradecidos porque no solo servirá para la población de esta isla, sino para todos aquellos fuera del país que no tienen acceso a medicaciones caras”.

“Es un privilegio recibir esta vacunación, sentenció igualmente Yadira Núñez Figueredo, periodista de la emisora municipal Radio Camagüey, es un paso de avance y se impone el agradecimiento a los investigadores, científicos, personal de la salud y al gobierno por tantos esfuerzos”.

Sin descanso la prensa camagüeyana ha trasmitido el sentir de un pueblo, al guiar a las mayorías por la senda de la responsabilidad, haciendo de cada una de sus palabras un bálsamo para los que sufren lleno de aliento y resilencia.

“Para mí ha sido el acto de amor más extraordinario de un país y para cada uno de nosotros es un privilegio poner el hombro, porque es la menara de agradecer tanto sacrificio… tanta entrega”, confesó Hernández Loredo.

Dentro de 14 días llegará la tercera dosis y así concluirá un ciclo de gratitud a todos los que han hecho posible que Abdala exista y más que un sueño sean una realidad convertida en pinchazo que corre hoy por las venas de la prensa agramontina. (Texto y fotos: Claudia Artiles Díaz/Radio Camagüey)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *