logo


Lima, 8 jun.- El ex primer ministro peruano Salomón Lerner advirtió que Pedro Castillo, quien encabeza el conteo de votos del balotaje, y su rival, Keiko Fujimori recibieron un mandato de cambio por una vida mejor.

“Ambas propuestas ofrecieron cambio, por ello, hemos votado por un cambio. El ganador deberá por tanto dirigir el país y orientar a 33 millones a lograr su bienestar en armonía y paz”, declaró en una entrevista con Prensa Latina y analizó la elección del domingo, cuyo conteo oficial de votos aún no termina.

Según el entrevistado, quien fue primer ministro en los inicios del gobierno de Ollanta Humala (2011-16), millones de peruanos “podrán ser vencedores o vencidos, pero han expresado su inconformidad con el sistema y con la gran inequidad social”.

“Se han rebelado ante un sistema que los condicionó a aceptar la corrupción gubernamental como condición para hacer obras y a ver con impotencia, de cerca o de lejos, la injusticia”.

El estado -dijo- ha dejado de pensar en el bienestar de su gente, para negociar solo con los poderes fácticos y entregarle al pueblo migajas para callarlo.

Explicó que Castillo propuso a la ciudadanía, como elemento estratégico, la convocatoria a una asamblea constituyente, previo referendo, que cambie la constitución aprobada hace 28 años bajo el gobierno de mano dura de Alberto Fujimori, padre de la candidata.

Su programa, indicó, prevé revalorizar la producción nacional, cobrar un impuesto a la riqueza, especialmente en el sector minero, priorizar el desarrollo de la agricultura y otorgar créditos blandos a la pequeña y mediana empresa.

También salarios justos, un nuevo fondo pensionario para los trabajadores y más inversión estatal en carreteras, reconstrucción de escuelas, canales de riego y proyectos de ingeniería; inversión en innovación, ciencia y tecnología, y prioridad y más fondos para la salud y la educación.

Keiko Fujkimori, por su parte, ofreció “un cambio hacia adelante”, aunque sin reemplazar a la constitución, a su vez prometió aumentar el monto de la pensión estatal a adultos mayores desamparados, construir tres mil escuelas e incrementar las becas universitarias ofrecidas por un programa estatal.

Además, aseguró que pagará un Bono de 10 mil soles (aproximadamente dos mil 600 dólares) a cada familia que haya perdido uno de sus miembros por la COVID-19, créditos con tasas preferenciales a la pequeña y micro empresa, un millón de empleos y terrenos urbanizados para construir viviendas sociales.

Explicó que para Castillo el cambio de constitución es necesario ante una crítica realidad en la cual, precisó, 12 millones viven en la pobreza y los menores de cinco años sufren de anemia o desnutrición en 42 y 13 por ciento, respectivamente.

A ello se añade, agregó, al menos 35 por ciento de las escuelas estatales carecen de agua y desagüe y 37 no tienen energía eléctrica; los agricultores pobres no cuentan con caminos para enviar sus productos a los mercados, ni riego ni tecnologías para una mayor productividad. “La salud pública primaria es inexistente y no hay oxígeno para paliar los problemas de la COVID-19, las unidades de cuidados intensivos son insuficientes y la pandemia ha causado la muerte de más de 180 mil peruanos”, añadió.

Según las cifras citadas por Lerner, Perú tiene uno de los niveles más bajos de recaudación tributaria de Latinoamérica (14 por ciento), con altas tasas de evasión y elusión.

Además, 70 por ciento de los trabajadores son informales, más de 300 mil dependen de la minería ilegal y la tala depredadora de árboles y 180 mil viven de sembrar coca para la producción de cocaína.

En ese contexto, dijo Lerner, “Todos los peruanos que buscan un verdadero cambio deben unirse para que su voz y voto sean respetados y para que no se vuelva a olvidar a los relegados de siempre”. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *