logo

Camagüey, 10 jun.- Siempre que llegaba a Radio Camagüey, no sé cómo lo lograba, pero hacía sonreír a todo el colectivo con ese espíritu jaranero y sociable, que la COVID-19 no pudo apagar, ni siquiera en aquellos difíciles días en los que no rebasaba la gravedad.

Afortunadamente, después de 30 días de estadía hospitalaria, Rafael Torres Betancourt, o Filo, como cariñosamente lo llamamos, disfruta de la tranquilidad hogareña, pero no olvida esa dura travesía por las salas de terapia intensiva e intermedia. (Foto: Adelante Digital) (Texto: Yadira Núñez Figueredo)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *