logo

La Habana, 3 jul.- Los mensajes, emociones y conflictos difundidos en los dramatizados llegan hoy con fuerza e intención al público e, incluso, contribuyen a infundir, subrayar o rescatar determinados valores, afirmó hoy el relevante realizador cubano Alberto Luberta.

Impulsado por esa convicción, el guionista prepara un nuevo proyecto audiovisual con el tema de la discriminación racial y los prejuicios.

Existen preconceptos, incluso, sobre su abordaje, pues algunas personas consideran que reflejarlo acentuaría el fenómeno. Ocultarlo no es la solución, enfrentarlo sí. De ahí mi propósito de que el material trascienda el espacio televisivo y se consolide como una campaña de concientización, aseguró en entrevista exclusiva con Prensa Latina.

Durante su propia labor de investigación para esta y otras producciones fílmicas, Luberta advirtió cómo esa problemática no estaba del todo erradicada en el país, si bien existe una voluntad nacional de tratar el asunto de manera responsable.

Sin abandonar uno de los propósitos de los espacios de ficción: el entretenimiento de los televidentes, el realizador cubano apuesta en sus producciones por el apego a la historia y el rescate de los testimonios de héroes anónimos.

Pretensión cumplida durante la dirección de la serie televisiva Lucha contra bandidos, la otra guerra. Actualmente muchas personas quieren que olvidemos nuestro pasado, más allá incluso de cómo piensen políticamente, y eso no podemos permitirlo, reconoció.

Luberta apela en sus audiovisuales de ficción a recursos vinculados con la emotividad, observación, experiencia, vivencias cotidianas, el intercambio generacional, y la valorización del papel de los jóvenes cubanos en la sociedad actual. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *