logo

Camagüey, 3 jul.- Ante la amenaza del huracán Elsa, la Delegación Provincial del Ministerio de la Agricultura en Camagüey puso en marcha el protocolo establecido para este tipo de circunstancias, según explicó José Antonio Gil Pérez, subdelegado de Ganadería en la filial agramontina.

Con ese fin, alrededor de 34 mil cabezas de ganado se mueven hacia áreas altas,  se agiliza la entrada de animales al cárnico para asegurar la producción de alimentos para los próximos días y se labora para mantener la entrega de leche a la industria, con el acopio de unos 278 mil litros.

Se realiza la protección de los molinos de viento y el aseguramiento de los techos en todas las entidades que así lo requieran.

También se resguardan todos los recursos materiales, el almacenamiento de carbón vegetal y se aseguran los volúmenes necesarios de alimento y agua para los rebaños.

Además, se procedió a la cosecha de los cultivos más propensos a sufrir daños, como el plátano, la yuca y un importante nivel de calabaza.

Los trabajadores agramontinos también laboran en la protección de las colmenas ubicadas en Cayo Sabinal, las casas de cultivo protegidos que lo requieran, así como las máquinas de riego, y los equipos de bombeo por resultar vulnerables al viento y las inundaciones.

Para cumplir todas las tareas que se ponen en marcha ante la inminente llegada del huracán Elsa, en Camagüey solo labora el personal imprescindible, pues aunque el fenómeno meteorológico acecha, la situación epidemiológica generada por la COVID-19 es compleja y tampoco se puede descuidar. (Elianis Cutiño López/ Radio Cadena Agramonte) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *