logo

La Habana, 4 jul.- Ante el inminente paso de la tormenta tropical Elsa y en aras de mitigar los riesgos asociados a su impacto en gran parte de Cuba, el Coronel Ángel Macareño Véliz, segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, hizo hoy un llamado a extremar las medidas preventivas.

Durante su intervención en el programa radio-televisivo Mesa Redonda, el especialista explicó que la máxima dirección del país ha llamado a no improvisar, a emplear los planes que están aprobados para evitar por todos los medios la pérdida de vidas humanas y recursos materiales.

Macareño Véliz señaló que, desde el inicio de este fenómeno tropical, el Instituto de Meteorología emitió 10 partes de ciclón tropical e igualmente el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil ha presentado tres avisos, en los cuales se indicaron todos los aspectos necesarios para realizar los preparativos en cada territorio de acuerdo a sus características y particularidades.

En junio, dijo, precipitó el 97 por ciento de la media en todo el territorio nacional y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) tiene un estricto control sobre el manejo de los embalses para establecer las medidas oportunas de acuerdo al llenado de cada presa.

Significó también la importancia de la disciplina de la población para cumplir con lo establecido por las autoridades y evitar violaciones como la pesca o la ingestión de bebidas alcohólicas.

El segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil enfatizó, además, en el resguardo de los recursos alimenticios y el ganado, al igual que los materiales de la construcción para la posterior etapa recuperativa.

Reiteró que este sábado a las 16 horas se estableció la fase de alarma para las cinco provincias orientales, así como Camagüey y Ciego de Ávila; y de alerta para los restantes territorios de la región central y los territorios de Matanzas, Mayabeque y La Habana; mientras que Pinar del Río, Artemisa y el Municipio Especial Isla de la Juventud continúan atentos al desenvolvimiento de este organismo meteorológico.

Queremos transmitir confianza a la población porque se ha trabajado con todo el procedimiento operativo para tomar las decisiones oportunas y una vez más este suceso pondrá a prueba la capacidad de nuestro país para enfrentar este tipo de eventos adversos, concluyó Macareño Véliz.

En tanto, el Doctor en Ciencias José Rubiera, del Instituto de Meteorología, afirmó que las lluvias de la tormenta tropical serán fuertes e intensas, sobre todo en las zonas montañosas de la región suroriental y con vientos sostenidos entre 40-45 kilómetros (km)/horas (h), con marejadas e inundaciones costeras en Granma y Santiago de Cuba.

En la tarde de este domingo se prevé avance hacia el centro del país, dijo, al tiempo que apuntó continúen las lluvias hasta el lunes 5 de julio, cuando dejará el territorio nacional.

Rubiera señaló en uma mesa redonda que, si bien a las 19 horas no se observaba una organización definida del sistema tropical, sí se apreció el aumento del área de chubascos y tormentas eléctricas.

El experto indicó que a esa hora el fenómeno meteorológico se ubicó a 370 km al sudeste de Cabo Cruz, en Granma, y podría intensificarse a su salida al Mar Caribe, con una temperatura entre los 29 y 30ºC.

Los modelos pronósticos describen que Elsa impactará gran parte de la isla, y las lluvias continuarán una vez abandonado el archipiélago. (ACN) (Foto: Cubadebate)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *