logo

Por Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte.

Ayer mi abuela me contaba sobre el atento joven que la vacunó y en esta semana han sido muchos los abuelos agradecidos del trato de las más nuevas generaciones, durante la intervención sanitaria con Abdala por territorio de riesgo en la capital provincial.

A los más jóvenes los podemos encontrar en cualquier sitio de los 286 destinados a la inmunización, todos ya en pleno funcionamiento y muchos culminando la aplicación de la primera dosis al grupo etario de mayores de 60 años.

Cuando todo pase, cuando llegue el esperado momento de la paz, de la salud y de la vida retomada, muchos de ellos escribirán la historia nueva y contarán con orgullo a los nietos que estuvieron allí, en la primera línea de fuego contra la terrible pandemia que relataron los libros y la prensa, otra prueba de que son cubanos dignos de su patria, presentes lo mismo dentro del vacunatorio que en la comunidad o en una zona roja de hospital donde ha empezado la lucha contra el SARS-CoV-2, continuada dentro de sus propios cuerpos después del contagio.

Desde todos esos frentes nos llegan los testimonios en el siguiente reporte:

(Foto: de la autora)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *