logo

Pronósticos indican que Lula vencería a Bolsonaro en elecciones de 2022 en Brasil



Brasilia, 6 jul.- El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva derrotaría al mandatario Jair Bolsonaro en la primera y segunda rondas de las elecciones de octubre de 2022 en Brasil, reveló una investigación de la CNT/MDA divulgada este lunes.

El estudio señaló que el fundador del Partido de los Trabajadores se dispara a la cabeza de la carrera presidencial, con el 49 por ciento de los votos, excluyendo a los que no saben o no contestan, y ganaría en el primer turno.

Bolsonaro estaría en segundo lugar con un 32 por ciento del electorado.

El político Ciro Gomes y el exjuez Sérgio Moro comparten el tercer puesto, con un siete por ciento de los votos cada uno.

De igual manera, el gobernador de Sao Paulo, João Doria, ocuparía el cuarto lugar, con un tres por ciento.

Según la encuesta, si se incluyen los porcentajes de blancos/nulos (8,6 por ciento) e indecisos (7,8), Lula se asegura un 41,3 por ciento de los votos, frente al 26,6 de Bolsonaro, seguido de Ciro (5,9), Moro (5,9), Doria (2,1) y el ex ministro de Salud Henrique Mandetta (1,8).

En la simulación de segunda vuelta, Lula derrotaría también a Bolsonaro por 52,6 por ciento a 33,3 y superaría a Doria por 51,9 a 18,1.

Para el sondeo se realizaron dos mil dos entrevistas en directo en 137 ciudades de 25 estados. El margen de error es de 2,2 puntos porcentuales con un nivel de confianza del 95 por ciento.

El 29 de junio Lula pronosticó que Bolsonaro perderá los comicios del próximo año porque los brasileños desean un gobernante que piense en la mayoría.

“Bolsonaro va a perder las elecciones en 2022, y no las perderá ante Lula, ante el Partido de los Trabajadores. Le derrotará el pueblo brasileño, que está harto de tantas tonterías”, afirmó el exdirigente obrero en un video publicado en redes sociales.

A la vez, insistió en que el exmilitar perderá ante las urnas “por el pueblo brasileño, que quiere reconstruir su esperanza, su calidad de vida”.

El pueblo quiere que sus hijos estudien, coman, trabajen. “Son otras cosas lo que las personas esperan de un presidente”, apuntó el exlíder sindical.

“La gente necesita de alguien a quien le guste Brasil, alguien que gobierne pensando en la mayoría. La gente no quiere más peleas, no quiere más odio”, señaló Lula.

Llamó a “vender un poco de amor y no de ese odio que ellos venden”.

La impopularidad de Bolsonaro coincidió con el avance de los trabajos de una comisión del Senado que investiga la gestión gubernamental ante la COVID-19.

De igual manera, por la llegada de una segunda ola de la enfermedad que cobró más de 525 mil muertes.

La intención de voto de Lula se fortaleció desde que recuperó sus derechos políticos en marzo luego de que un juez del Supremo Tribunal Federal anulara todas sus condenas. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *