logo

Camagüey, 9 jul.- En el mes de junio se confirmó que el 94,1 por ciento de las muestras procesadas de casos del coronavirus SARS-CoV-2 diagnosticados en Camagüey, pertenecía a la cepa sudafricana, una de las causas principales por las que la provincia permanece en sus peores escenarios epidemiológicos.

Carlos Morán Giraldo, subdirector general de Salud Pública en el territorio, expuso en conferencia de prensa las razones esenciales por las que hemos llegado a la actual situación, entre las que sobresale la probada propagación de la agresiva cepa, la cual acelera y amplía las posibilidades de transmisión, así como las complicaciones de la enfermedad.

Precisó que en el pasado mes de marzo, de las muestras tomadas a pacientes confirmados que se enviaron hacia la capital del país para el estudio de las cepas, se detectó la presencia de la descubierta en Sudáfrica en el 86 por ciento de los casos, cifra que se elevó al 94,1 en las muestras del virus que circuló durante el mes de junio y que probablemente en julio se mantenga con similar comportamiento.

El especialista enumeró entre las causas de mayor influencia la movilidad de las personas, pues mientras más cerca estén, más se propaga, sobre todo cuando se suma el incumplimiento de medidas como el distanciamiento físico y el adecuado uso del nasobuco.

Le siguen a los motivos abundados, las deficiencias en la calidad de las pesquisas, tanto por parte del personal que no la realiza debidamente, como de la población que oculta los síntomas asociados al virus y expone así a la familia y a la comunidad; además de la baja percepción de riesgo en los trabajadores, lo que generó eventos institucionales.

Morán explicó que también influyeron en la actual situación las paralizaciones en el funcionamiento del Laboratorio de Biología Molecular, sobre todo la más prolongada que retardó la actuación sobre los positivos y dificultó la focalización y control de la transmisión.

A propósito, apuntó respecto a la más reciente contaminación del referido centro, que no se mezclaron muestras positivas con las que no lo eran ni nada similar, sino que entraron durante la manipulación, elementos ajenos que no permitían la seguridad del proceso.

Como acción preventiva para evitar que se repitan incidentes de este tipo se dio una nueva capacitación al personal que allí labora, por parte de expertos del país que forman parte del equipo que ahora acompaña el combate contra la pandemia en Camagüey.

Todos los factores mencionados han comprometido la situación de la provincia, ahora con una tasa de 541,7 por cada cien mil habitantes, y con ese indicador por encima de cien en todos los municipios, con cifras más elevadas en Carlos Manuel de Céspedes, que supera los dos mil, y por encima de 700 en el municipio cabecera.

Entre otros elementos que ilustran el enfrentamiento al virus en el territorio, Morán precisó que las capacidades de las terapias intensivas están ocupadas al 75 por ciento, aún con disponibilidad de ventilación y que incluso se amplían por si fuera necesario.

Añadió que respecto a las insatisfacciones de pacientes en los centros de aislamiento, hay situaciones objetivas difíciles de modificar, pero se impone ser cuidadosos en las cuestiones subjetivas, como la necesaria comunicación del personal con los enfermos, desde explicarles lo que sucederá a su llegada a las instalaciones hasta el sistema de atención y a quién deben recurrir ante cualquier malestar.

Morán Giraldo aclaró que aún así ha predominado el agradecimiento a los médicos, enfermeras y personal de apoyo, por actitudes que deben generalizarse por compleja que sea la situación.

Los nuevos casos detectados por jornada se han elevado 1,4 veces y el promedio actual es de más de 160 reportados en cada día, tendencia que solo puede ser más alentadora con el concurso de todos. (Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte) (Fotos: Periódico Sierra Maestra y de la autora)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *