logo


La Habana, 10 jul.- Las capacidades productivas de las vacunas cubanas anti COVID-19 incrementarán según la demanda, aseguró a la prensa Eduardo Martínez, presidente del grupo BioCubaFarma.

Martínez subrayó que trabajan con intensidad en ese proceso, a pesar de la persistencia de los obstáculos para la adquisición de los materiales necesarios, y garantizan las intervenciones sanitarias en el país con Abdala y Soberana 02.

Afirmó que sin esas trabas la disponibilidad de los inmunógenos fuese superior, pero eso no detiene los esfuerzos de los trabajadores del sector por alcanzar mayores niveles de producción.

Especificó que, en caso de aumentar el interés internacional por las vacunas cubanas, una de ellas ya con autorización de uso de emergencia, tienen plantas de fabricación para este acometido y otras de una empresa mixta que pudieran ponerse en función de ese objetivo.

Vicente Vérez, director general del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), explicó que la complejidad de la producción de Soberana 02 involucra a dos instituciones más: Centro de Inmunología Molecular y Centro Nacional de Biopreparados.

Señaló que en estos momentos revisan el escalado productivo y prevén aumentar las capacidades en las próximas semanas.

En la actualidad se desarrolla la inmunización en Güines, provincia de Mayabeque, y prevén la ampliación a otros municipios de ese territorio, a medida que alcancen los niveles máximos de producción, concluyó Vérez.

Para la fabricación de Abdala, primera vacuna anti SARS-Cov-2 de América Latina, intervienen el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, entidad promotora del fármaco, y Laboratorios AICA. (ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *