logo

Caracas, 11 jul.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció hoy que las bandas criminales que desatan la violencia en Caracas son financiadas por Estados Unidos y Colombia, y forman parte de la estrategia de guerra irregular.

Al hacer un balance de la Operación Gran Cacique Indio Guaicaipuro que se desplegó desde el pasado 7 de julio en el suroeste de la capital, la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, indicó también que esas acciones armadas buscan crear zozobra y angustia en la población, para socavar el Estado de derecho y la institucionalidad de los organismos de seguridad.

La alta funcionaria señaló que no es casual que esos enfrentamientos se intensificaran luego de que el 16 de marzo el jefe del comando sur de EE.UU., Craig Faller, y más recientemente el director de la CIA, Williams Burns, visitaran Colombia, con el supuesto fin de establecer coordinaciones con grupos de la fuerza armada colombiana.

Indicó que estos actos también están relacionados con el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, donde fueron capturados 26 colombianos que participaron en ese magnicidio.

Rodríguez precisó que esos grupos irregulares tienen relación con el opositor Juan Guaidó, y se refirió a los reportes de prensa que indican que la empresa mercenaria contratista de los colombianos involucrados en el magnicidio en Haití, es propiedad del activista de la oposición venezolana Antonio Intriago, con sede en Florida.

La vicepresidenta señaló que el prófugo de la justicia venezolana y dirigente de la extrema derecha Leopoldo López debe estar nervioso por los hallazgos en los teléfonos incautados en la operación realizada en la Cota 905, en esta capital. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *